Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía local en estado grave tras ser agredido por unos ‘manteros’ en Alicante

El agente municipal está en la UCI del hospital sedado y con ventilación asistida. Otro compañero sufrió heridas en un ojo y ha sido dado de alta

Un policía local permanece ingresado en el Hospital General de Alicante en estado grave tras ser agredido en la noche de este sábado por un grupo de manteros, los vendedores ambulantes que instalan sus mercancías sobre una tela en las calles de la ciudad. Otro agente también sufrió heridas en un ojo aunque ya ha sido dado de alta. Los hechos ocurrieron en la zona de la Explanada, el paseo marítimo junto al puerto de la ciudad, cuando dos agentes fueron atacados alrededor de las 23.30 con palos y barras de metal por un grupo de 15 personas mientras realizaban la identificación de una persona que ejercía la venta ambulante ilegal.

Según fuentes municipales, uno de los agentes permanece ingresado por un derrame cerebral por ser agredido con un objeto contundente, al parecer una silla plegable de madera de las que hay en la Explanada. El policía permanece sedado y con ventilación asistida en al Unidad de Cuidados Intensivos del hospital alicantino.

Los dos agentes de la Unidad Fox se personaron en la zona tras recibir dos llamadas que alertaban sobre la presencia de manteros en la vía pública. Mientras los agentes identificaban a una persona que ejercía la venta ambulante, fueron rodeados por un grupo de 15 personas que, de forma muy violenta, comenzaron a agredirles con palos, sillas de la Explanada y barras de metal, han precisado las mismas fuentes.

La agresión fue muy rápida y los agresores huyeron dejando en el suelo heridos a los dos agentes. Los primeros indicios apuntan a que esta acción podría haber sido premeditada.

La Policía Local y la Policía Nacional pusieron en marcha de forma inmediata un dispositivo de búsqueda de los presuntos agresores y se ha detenido, por el momento, a una persona que presuntamente podría estar implicada en la agresión, aunque no fue la que agredió al agente ingresado. La investigación continúa abierta para esclarecer los hechos.