Los radares en los semáforos de Sevilla identifican a 300 infractores al día

Los tres dispositivos especiales en la capital andaluza comienzan a funcionar tras un mes de prueba

El Ayuntamiento de Sevilla ha identificado a 300 conductores saltándose semáforos en rojo en cada uno de los últimos tres días de prueba de los radares recién instalados en tres avenidas de la ciudad. Durante un mes han estado sólo enviando cartas informativas a los infractores, pero a partir de hoy comienzan a multar. La sanción es de 200 euros y cuatro puntos.

Las cámaras "foto-rojo" ya están operativas, tras la aprobación en la junta local de gobierno celebrada el pasado 19 de julio del documento de seguridad, que especifica los funcionarios que supervisarán las denuncias.

Estos dispositivos, que captan la matrícula del vehículo que sobrepasa la línea de detección cuando el semáforo está en rojo, están ubicados en las avenidas de Alcalde Luis Uruñuela, Carlos III y Ronda del Tamarguillo.

En las pruebas realizadas se han detectado infracciones en pasos de peatones o cruces de grandes avenidas que pueden provocar problemas de seguridad vial, con accidentes por atropello o impactos de gravedad. Este sistema fue instalado por el anterior gobierno, del PSOE, según el Ayuntamiento.

Estos sistemas están funcionando con éxito en otras ciudades tanto para la aplicación de foto rojo como para vigilancia de carril de servicio público o de control de accesos. El objetivo es reducir la siniestralidad, ya que estos dispositivos están situados en zonas donde se han detectado gran número de infracciones, algunas de ellas con accidentes graves.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS