Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias propone “adquirir” el teatro Arnau, que ya es municipal

La idea forma parte del Plan de Actuación de Ciutat Vella

El PSC critica la "el desconocimiento del territorio" por parte del gobierno de CiU

Fachada en ruinas del teatro Arnau.
Fachada en ruinas del teatro Arnau.

Que el teatro Arnau sea de Barcelona es una buena idea para el mundo cultural de la ciudad. No es de extrañar que por ello la regidora de Ciutat Vella, Mercè Homs (CiU), haya decidido incluir la “adquisición” del recinto como una de las metas de mandato dentro del plan de actuación de su distrito. La iniciativa, sin embargo, tiene un pequeño problema: el Ayuntamiento es propietario del inmueble desde 2011.

Una rápida búsqueda en Internet da fe de la propiedad municipal del histórico edificio, ubicado en pleno Paral·lel. El entonces alcalde, el socialista Jordi Hereu, anunció la adquisición el 7 de febrero de 2011, en plena campaña electoral. La compra del recinto, que pertenecía a una Iglesia evangélica china, se cerró por 2.650.000 euros. El 3 de marzo la decisión fue ratificada por un decreto de alcaldía. Una semana después se firmó la escritura pública.

El gobierno bipartito entonces pactó realizar dos pagos. El primero, de 1,3 millones de euros, se hizo ese mismo año, según consta en la cuenta general. El segundo, de 1.350.000, aparece cargado a la Gerencia de Recursos en el Presupuesto General de 2012, bajo el epígrafe “adquisición del teatro Arnau”. Fuentes municipales aseguran que este pago se realizó a principios de año, algo que el Ayuntamiento no confirmó.

El Distrito de Ciutat Vella se remitió a las declaraciones del Instituto de Cultura de Barcelona. Un portavoz dijo que si bien no se podía confirmar el pago, era normal que si la segunda parte del desembolso se realiza durante este mandato se incluya en el plan de inversión municipal y el plan de actuación de distrito.

La velocidad de Homs parece distinta a la de Jaume Ciurana, quinto teniente de alcalde. En la Comisión de Cultura del pasado 20 de marzo, Ciurana y el concejal socialista Guillem Espriu discutieron ampliamente sobre el futuro del teatro, cuya propiedad reconoció el teniente de alcalde. “La fragilidad del sistema estructural hace obligatorio un replantemiento general de la estructura y un estudio de la viabilidad de su rehabilitación. Ya están previstas algunas reuniones con personas del espectáculo para hablar de un concurso de ideas sobre el espacio”, dijo Ciurana.

“Esto solo puede significar que hay un desconocimiento profundo del territorio o que se está mintiendo al ciudadano”, dijo Sara Jaurrieta, presidenta del distrito de Ciutat Vella. “El alcalde Xavier Trias tiene que poner orden: en los distritos se plagian planes urbanísticos y se tachan de ridículas sus propuestas electorales”, remachó la edil.