Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La apoderada de Orange Market niega irregularidades al juez

Según la investigación, Magariños habría conocido la supuesta financiación irregular del PP

Mónica Magariños, a su salida del TSJ.
Mónica Magariños, a su salida del TSJ.

Mónica Magariños, apoderada de Orange Market, la empresa que creó Álvaro Pérez, El Bigotes, para ser la sucursal en Valencia de la trama Gürtel, declaró este martes en Valencia como imputada ante el juez José Ceres, que investiga la presunta financiación ilegal del PP, durante más de cuatro horas. En su comparecencia en la sede del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana negó cualquier irregularidad en su gestión, según fuentes del caso. Magariños entró a declarar a las 10.30 y salió del Palacio de Justicia pasadas las tres de la tarde.

Este martes por la mañana también estaban convocados para prestar declaración dos testigos, José Javier Nombela (a las 12.00), que fue asesor del presidente de una junta de distrito de Madrid además de trabajar para dos firmas de la trama, Easy Concept y Special Events; y Alicia Mínguez (a las 13.00), también empleada de una firma de la trama investigada. La prolongada comparecencia de Magariños obligó a retrasar a la tarde la declaración de Nombela y la de Mínguez arrancó pasadas las 19.00.

El juez imputa a Magariños en las tres piezas en que ha divido el sumario, que hacen referencia a un presunto delito electoral en los comicios de 2007, un delito de falsedad del año 2008 y los delitos de prevaricación y cohecho en las contrataciones administrativas de varios concursos de la Consejería de Turismo, entonces dirigida por Milagrosa Martínez, entre 2005 y 2009.

Según la investigación, la empleada de Orange Market habría conocido la supuesta financiación irregular del PP a través de comisiones de varias constructoras y también supo cómo se gestionaron los contratos de la firma de El Bigotes con Turismo, que adjudicó a la trama Gürtel durante aquellos años los concursos del pabellón de la Comunidad Valenciana en la feria de turismo Fitur.

La apoderada de Orange Market compareció ante el juez precisamente un día después de que el principal imputado de la trama, Francisco Correa, saliera de la cárcel después de más de tres años en prisión. Mónica Magariños es hija del chófer de Correa, que el lunes volvió a trabajar para su patrón. Domingo Magariños, hombre de confianza del cabecilla de Gürtel, fue la persona que recogió a Correa a la salida de la prisión de Soto del Real (Madrid).