Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia danza en sintonía europea

Arranca en el Principal la gira de ‘Crossover 55/2’ un proyecto impulsado desde Valencia

Participan profesionales y estudiantes de tres países

Ensayo del espectáculo 'Pinapple', ayer en el Teatro Principal de Valencia
Ensayo del espectáculo 'Pinapple', ayer en el Teatro Principal de Valencia

Los coreógrafos Iván Pérez y Georg Reischl comparten estos días escenario en el Teatro Principal de Valencia para dirigir a medio centenar de estudiantes de danza españoles, holandeses y alemanes, protagonistas de un doble espectáculo generado dentro del proyecto europeo Crossover 55/2. Pineapple es la pieza concebida por Iván Pérez (Alicante, 1983) sobre música del compositor alemán Benjamín Scheuler. “Ha sido una oportunidad para enfrentarme a un elemento que no dominaba, como es la colaboración con un compositor de música contemporánea que, además, jamás había trabajado en danza”, explica el coreógrafo alicantino. Pérez cuenta con 11 años de experiencia profesional, en mayor medida internacional. En 2008 creó su primera coreografía oficial para el Nederlans Dans Theater, donde ha trabajado hasta hace un año.

El título, Pineapple, está relacionado con la procedencia diversa, cultural y geográficamente, del equipo humano participante en el proyecto, con tres nacionalidades bien diferenciadas. Uno de los primeros trabajos fue “eliminar ese concepto de triángulo y crear un grupo nuevo, hubo que romper muchas estructuras mentales”, apunta un Iván Pérez convertido en pedagogo. “Hemos intentado unirnos y crear un conjunto, un proyecto, de ahí el nombre: hacer piña”. El otro espectáculo, dirigido por el alemán Georg Reischl se titula Ex nihilo y se inspira en las teorías del big bang.

La de Iván Pérez es una coreografía que habla de “la comunicación entre la danza y la música”, por un lado. Pero también aborda la temática de género: “En general, hemos tratado de romper los estereotipos relacionados con el género”, explica el coreógrafo, “y en el vestuario lo hemos hecho de manera especial”. En el proyecto, financiado al 50 % por el programa Cultura de la UE y dotado con 360.000 euros, “el tema era el tratamiento del género, en abstracto, porque uno de los objetivos del milenio es erradicar la desigualdad”, explica Pilar Martí, bailarina y profesora, encargada aquí de la organización. Los alumnos y las alumnas —en el caso valenciano, sólo bailarinas— han trabajado también previamente con psicólogos. “Para introducirles en el concepto del proyecto, para que no pensaran que era sólo venir, copiar pasos y bailar, sino que se cuestionaran muchas cosas”, aclara Martí.

Con el doble espectáculo de Crossover 55/2 arranca este martes en el Principal de Valencia una gira que seguirá por Alicante y Castellón, para concluir el día 29 de junio en La Haya. “Luego habrá una conferencia final y elaboraremos un libro”, puntualizar Martí, y la idea es que no se agote en sí mismo, sino “crear una red internacional” y que “se generen nuevos proyectos”.

Valorado como uno de los mejores bailarines contemporáneos de la última década por la revista Dance Europe, Iván Pérez continúa una carrera ascendente. Eeste mismo mes estrenará en Colombia su “primera noche completa”, dirigiendo a la Compañía Colombiana de Ballet. Y en octubre estrenará con la Compañía Nacional de Danza en el Mercat de les Flors.