Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cyes planeó saquear en tres años las ayudas a Nicaragua

La juez bloquea las cuentas y los pisos de la fundación de Marcial López

La Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes) iba a destinar a Nicaragua todas las ayudas que le concediera la Generalitat a través de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía. Sí, todo el dinero. Pero solo a partir del tercer año. Así lo confesó el presidente de la ONG, Marcial López, a la juez Nieves Molina en la declaración que realizó tras ser detenido. Allí explicó que hasta los dos proyectos de Nicaragua (por los que recibió 1,6 millones de euros en 2008) nunca había realizado actividades que no fueran de formación. Pero que dos personas de la Fundación Hemisferio, el cerebro de la trama, Augusto César Tauroni, y el también imputado Joaquín Blasco, le captaron para acometer los grandes proyectos que estaba implantando la consejería de Rafael Blasco.

Ante la juez explicó que la idea de los proyectos para llevar agua potable a núcleos urbanos fue de Tauroni y que éste fue el que le convenció de instalar una oficina técnica en Valencia —motivo por el que se gastó la mayoría del dinero de las ayudas en comprar inmuebles para ubicar la sede de Cyes— y que luego “el sobrante se remitiría a Nicaragua”. Así, al país llegó menos del 5% de las ayudas. Pero López se lo explicó a la juez: “La idea era, en una segunda anualidad, presentarse a otra convocatoria de grandes proyectos donde se abonase si restaba alguna cantidad por pagar con cargo a la oficina técnica, y el resto del montante a Nicaragua”, añade en su declaración, “y en una tercera anualidad transferir todo el importe de la subvención a Nicaragua”. Luego declara que se enteró después de que los inmuebles comprados tenían que estar a nombre de los beneficiarios del proyecto.

En el interrogatorio de la juez y los fiscales, López argumentó que desconocía que si una factura superaba el 20% de la subvención debía ser aprobada previamente por la entidad que la concede. Y también declara que tras enterarse de las irregularidades comunicó a la Generalitat en un escrito su “intención de devolver los inmuebles”, aunque le comunicaron que se entendía que, tras las modificaciones de las facturas incorporadas al expediente, “el local era propiedad de Cyes al no haber sido adquirido con dinero de la subvención”.

Precisamente, tras prestar declaración, la juez Nieves Molina dejó en libertad a López pero le impuso una fianza por responsabilidad civil de 1,9 millones de euros. Pero como no la ha abonado y el embargo de sus bienes es insuficiente para cubrirla también se ha impuesto a Cyes una fianza de igual importe y se han bloqueado sus cuentas y sus cuatro inmuebles.