Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bromera anuncia un ERE temporal y cambia de director

El fundador de la editorial, Josep Gregori, asume la gerencia

El Grupo Bromera ha anunciado este viernes la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectará durante un año a una parte de las empresas del grupo, además de cambios en la dirección, según ha hecho público en un comunicado.

"Para poder hacer sostenible el proyecto editorial de Bromera desde el punto de vista económico, la empresa inicia también un ERE temporal" que afectará a la mitad de los 32 trabajadores. El grupo ha apuntado a las restricciones de las administraciones en la adquisición de fondos bibliográficos y al descenso de las ventas de libros como causantes de una caída de las ventas en España, especialmente aguda en los últimos meses.

También ha señalado a la disminución de la prescripción escolar de libros de lectura, la quiebra de las distribuidoras de Bromera en Catalunya y Baleares -l'Arc de Berà y Moll- y la "drástica" reducción de las ayudas públicas.

El grupo -formado por Edicions Bromera, Algar y Animallibres- pasará a estar dirigido por el fundador de Bromera, Josep Gregori -como gerente y responsable de publicaciones-, y abandona el cargo Joan Llinares para emprender proyectos personales.

El grupo ha iniciado "un conjunto de cambios internos para afrontar los nuevos retos del sector editorial y de la crisis económica", ha defendido.

Así, ha asegurado su voluntad de mantener los mismos valores que en sus 26 años de trayectoria, manteniendo un compromiso firme con la cultura, la lengua, la educación y la literatura "pero redimensionando su equipo humano para adaptarse a la complicada situación del contexto económico".

Con esto, ha asegurado que afronta el futuro como uno de los retos más importantes de su trayectoria, de modo que tomará una serie de "medidas estructurales, estratégicas y de publicaciones" para ajustarse a las nuevas exigencias del mercado.

En declaraciones a Efe, Gregori ha asegurado que la actual situación de crisis económica y la "delicada situación del sector editorial" han obligado a la empresa a acometer este proceso de reestructuración.

"Hemos ofrecido a los empleados todos los datos económicos de la empresa y lo han entendido", ha señalado Gregori, quien espera que los cambios en la dirección y el ERE temporal contribuyan a que el descenso de ventas "no sea letal" para el grupo.