Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta contra un Metro “más caro, sucio e inseguro”

200 trabajadores denuncian que la Comunidad pretende reducir un 50% en limpieza y seguridad

El consejero de Transportes rechaza reunirse con ellos porque "no es competencia suya"

Trabajadores de seguridad y limpieza del Metro de Madrid se concentran para protestar por los recortes en los servicios. Ampliar foto
Trabajadores de seguridad y limpieza del Metro de Madrid se concentran para protestar por los recortes en los servicios.

Unos 200 trabajadores de seguridad y limpieza de Metro Madrid y Renfe se han concentrado a las diez de la mañana a las puertas de las oficinas centrales del suburbano, en la calle de Cavanilles de la capital, para protestar contra los supuestos recortes que la Comunidad de Madrid quiere a llevar a cabo en los servicios de Metro.

Entre pitidos y lemas contra la crisis, los sindicatos CC OO, UGT, SILM (sindicato independiente de limpiadores de Metro) y ATES (sindicato de los vigilantes de seguridad) han denunciado que la Consejería de Transportes pretende reducir un 50% los servicios de limpieza y seguridad en la red suburbana. "Esto no solo afecta a los trabajadores, también a los usuarios, que pagan más con el aumento de tarifas por un metro más sucio e inseguro", lamenta José Antonio Calero, delegado sindical de ATES.

Los sindicatos habían solicitado una reunión con el consejero, Pablo Cavero, que ha rechazado, tras una hora de manifestación, reunirse con los portavoces porque "no es de su competencia" que las empresas de limpieza y de seguridad no paguen los pluses a sus empleados o no cumplan con los convenios establecidos, según han comunicado los mismo portavoces a los concentrados a través de un megáfono. La respuesta de las más de 200 personas, según estimaciones de la policía, ha sido pitar más fuerte y exigir que se recorte en políticos y no en servicios.

UGT y CC OO enviaron, además, una carta abierta al consejero delegado de Metro para mostrar su rechazo ante la "pretensión de atentar contra el empleo y los derechos de más de 1.000 trabajadores", según la carta.

Desde Metro Madrid niegan que estos servicios se vayan a recortar y recuerdan que los contratos con las empresas de limpieza y seguridad se alcanzaron hace un año y ahora mismo no podrían modificarse.

"Las reducciones se están llevando a cabo desde hace dos años", afirma Chema Fernández, delegado sindical de la empresa de limpieza Valoriza. "Ya no se usan los productos homologados por Metro ni se desinfectan las estaciones. Solamente se barren", explica Fernández que asegura que un millar de personas se verán afectadas por estos recortes. "En la Comunidad tienen las ideas muy claras, pero más claro tienen el presupuesto", concluye mientras asegura que sí se va a llevar a cabo el tijeretazo.

Seguridad a la baja

Los vigilantes de seguridad de metro en plena protesta por los recortes. ampliar foto
Los vigilantes de seguridad de metro en plena protesta por los recortes.

Los vigilantes de seguridad de Metro Madrid han criticado, además, que los sindicatos mayoritarios no están defendiendo los intereses de los trabajadores. "Por eso creamos la plataforma profesional de vigilantes de seguridad", aclara Felipe Esquivel, tesorero de esta asociación. Esquivel indica que las empresas de seguridad se están descolgando de los convenios y no les pagan los pluses por trabajar en el suburbano. "Metro paga ese extra por peligrosidad. Es un empleo en el que se debe lidiar con conflictos: agresiones, robos, violaciones, incluso homicidios", sostiene. "Y nosotros no llevamos armas", puntualiza y enseña una cicatriz en forma de mordisco que le hizo una persona mientras trabajaba.

Metro Madrid sacó a subasta la líneas de metro en lugar de hacerlo por concurso, como se hacía hasta 2010. Con estas medidas, pretendían reducir costes. Los que pujaron más barato fueron los que consiguieron hacerse con las líneas dentro de las medidas. El problema fue que esta decisión mermó los derechos de los trabajadores y también su sueldo. "En el convenio que tengo con mi empresa está establecido que la hora nos la pagan a 15 euros. Entonces, ¿por qué mi empresa vende mi trabajo a 12?", se pregunta José Manuel Pérez, vigilante de seguridad.

"Las adjudicaciones se han hecho a la baja. ¿De dónde sacan los beneficios las empresas? Obviamente de los recortes en nuestros sueldos para poder pujar por las líneas a un precio menor", protesta Esquivel, que lleva una pancarta donde se lee "reclama tu dignidad". Algunas empresas como Eulen o Securitas no renovaron con metro porque no podían mantenerse con ese precio. "Es lo más noble que se puede hacer en esta situación", señala otro vigilante.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram