Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Paricio se zambulle en su reinterpretación de la Historia del Arte

El artista canario muestra una treintena de obras en el Casino de la Exposición de Sevilla

Pedro Paricio, en Sevilla, junto a su obra 'Dialogue'. Ampliar foto
Pedro Paricio, en Sevilla, junto a su obra 'Dialogue'.

En pintura, como en muchas otras artes, al público le gusta reconocer, descubrir un vínculo con obras que la Historia del Arte ha bendecido. El reconocimiento proporciona seguridad y evita el miedo al vacío que experimentan tanto artista como espectador. Una vez superado el vértigo, los creadores se animan a dar pasos en solitario. El caso de Pedro Paricio (La Orotava, Tenerife, 1982) ha sido casi el contrario, como puede verse en la muestra El teatro de la pintura, que se exhibe en el Casino de la Exposición de Sevilla hasta el 24 de junio.

Una treintena de obras, realizadas en los últimos cinco años, constatan cómo el joven artista, formado entre La Laguna, Salamanca y Barcelona, ha pasado de una abstracción temprana a una figuración muy particular. En su nueva etapa, que inició hace poco más de dos años, el artista hace, abiertamente, relecturas de grandes de la pintura como Velázquez, Caravaggio, Turner, Gustav Klimt, Picasso, Malevich, Miró, Magritte, Hopper, Lucien Freud, Francis Bacon, Alex Katz y Luis Gordillo, entre otros.

“Cuando yo descubrí el trabajo de Pedro Paricio, hace seis años, era un pintor abstracto, muy fresco, empeñado en combinar baja y alta cultura. Sus referencias eran Keith Haring y Clement Greenberg, importante crítico y teórico de la pintura de acción. A partir de una exposición que realizó hace dos años, Paricio ha conectado con la tradición de la pintura y con la figuración”, explica el comisario de la muestra, Juan Manuel Bonet, exdirector del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y del Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

“Escenifica un homenaje a la tradición de la pintura e ironiza sobre sí mismo en obras como la monumental Puppet, inspirada en Robert Longo. Tiene una visión muy teatral de lo que hace”, afirma Bonet, explicando el título de la muestra.

Esta es la primera vez que Paricio expone en una sala institucional española después de que en 2011 lo fichara la Halcyon Gallery de Londres, donde se estrenó ese año con Master painters.