Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabotaje en las instalaciones del Consorcio de Bomberos de Málaga

El edificio sufre un incendio y un robo mientras la gerencia prepara una auditoría

Un aspecto del mobiliario del Consorcio de Bomberos de Málaga tras el incendio.
Un aspecto del mobiliario del Consorcio de Bomberos de Málaga tras el incendio.

Tienen un saboteador dentro. La preocupación en el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga (CPB) tardará más tiempo en disiparse que el olor amargo del humo. Un fuego claramente intencionado destrozó la madrugada del pasado martes parte de sus instalaciones y dejó a su directiva inquieta. Además de poner en peligro a los vecinos del bloque, situado junto a la Plaza de Toros de la Malagueta, los autores del incendio destrozaron y se llevaron numerosa documentación de personal, facturas o acuerdos con Ayuntamientos. El saqueo coincide con la elaboración de una auditoría sobre el funcionamiento de esta administración desde 2008, y en la que se han detectado irregularidades en la compra de material antiincendios. Además, los tribunales acaban de anular unas oposiciones para hacer funcionarios a 271 de sus trabajadores. El Cuerpo Nacional de Policía investiga el suceso.

Este consorcio de bomberos depende de la Diputación de Málaga, gobernada por el PP desde junio del año pasado. Su gerente, Manuel Marmolejo, repasa una y otra vez los elementos intrigantes del golpe. Aquella madrugada robaron su portátil, con abundante información, pero desecharon el del presidente, “mucho más nuevo”, y una pequeña cantidad de dinero que había en el despacho de este último. “Si quieres robar, no eres tan selectivo”, considera. Los sospechosos tenían llave. Por la forma de actuar, mostraron que conocían bien las dependencias y que estaban resentidos. “Extendieron por un despacho toda la tierra de una maceta, metieron un ratón inalámbrico en un inodoro, hicieron una pequeña fogata en una mesa…”, detalla.

Los daños, que valoran entre 60.000 y 100.000 euros, se centraron en las áreas de Personal, Secretaría, Intervención y Gerencia. La vecina que alertó de las llamas también se llevó el jueves un susto. Descubrió las puertas de su casa y de su negocio, una mercería ubicada en el mismo bloque, selladas con pegamento. Tanto aviso, ha hecho que el Consorcio refuerce con un vigilante la seguridad en el edificio.

La gestión del Consorcio Provincial de Bomberos ha sido una fuente constante de conflicto entre el PP y el anterior equipo gestor, formado por el PSOE e IU. Los populares recurrieron la convocatoria de oposiciones, que afectaba a 270 bomberos,operadores y personal de administración por “vicios de nulidad”. La actual gerencia insiste en que siempre han garantizado los puestos de trabajo de forma interina, y que, recientemente se había llegado a un acuerdo para redistribuir el trabajo que satisface a la mayoría de su plantilla.

El viernes, cuatro días antes del incendio, se acordó llevar a los juzgados una serie de irregularidades relacionadas con la compra de un espumógeno para la extinción de incendios realizada en 2009. La auditoría detectó que nunca se llegaron a recibir los 2.340 litros que supuestamente se pagaron, sino 480 litros, y que todas las facturas de pago tenían la misma fecha de emisión y numeración correlativa, aunque se registraron con hasta un año de diferencia.