Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unilever Europa asegura que su fábrica de Aranjuez no es viable

Los trabajadores critican que la directiva europea y la ejecutiva local no se pongan de acuerdo en el futuro de la instalación

La fábrica de detergentes de Unilever Europa afincada en la localidad sureña de Aranjuez no es viable, según la dirección europea de la empresa, responsable de la fabricación de los suavizantes Mimosín y de otros productos de lavabo como Skip. Así se lo comunicó la dirección europea al comité de empresa el pasado 26 de abril. El cierre de esta instalación afectaría directamente a 160 trabajadores y a un número similar de puestos indirectos.

“No tiene sentido que echen el cierre a una factoría en la que en los últimos tres años se han invertido 24 millones de euros. Si fuera razonable no contaríamos con el apoyo del Comité Europeo de Trabajadores, que representa a 30.000 empleados en la UE”, explicaba hace dos semanas Javier Marqués, presidente del Comité de Empresa. Unilever opera en más de 150 países y es una de las multinacionales que lidera el negocio de la alimentación y de los productos del hogar.  “Nos quieren cerrar por un problema de estrategia de la empresa, no porque se pierda dinero. No somos deficitarios, en 2009 los beneficios fueron de 1,5 millones de euros”, añadía Marqués. 

El problema que tienen estos trabajadores es la falta de sintonía entre la directiva europea de la empresa anglo-holandesa y la ejecutiva local. Mientras en Europa les aseguran la liquidación de la fábrica, desde Aranjuez les explican que se  está contemplando más tiempo de negociación, "comprometiéndose a buscar solución para todos los trabajadores", según informa la agencia EFE. El cierre supone un desmantelamiento progresivo que culminaría el 1 de septiembre.

Los empleados han solicitado una reunión con el presidente de Unilever España, Jaime Aguilera, para que se implique en la solución del conflicto. Los trabajadores han protestado en varias ocasiones contra el cierre de la fábrica, la única que la compañía tiene en el país. La última vez que se congregaron fue hace apenas dos semanas en la entrada de la Asamblea de Madrid.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Aranjuez (55.000 habitantes) ha criticado la "hipocresía" de la multinacional, que en 2009 repartió entre sus directivos 1,5 millones de eruos de beneficios y que en los últimos años ha invertido 24 millones de euros en la fábrica.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información