Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El disco criollo de Xoel López

El músico coruñés presenta ‘Atlántico’, un puñado de canciones con las que intenta construir un puente musical entre España y Latinoamérica

El músico coruñés Xoel López.
El músico coruñés Xoel López.

Saber reinventarse continuamente es uno de los retos a los que se debe enfrentar un artista y en el caso del músico coruñés Xoel López no puede decirse que esta sea una asignatura pendiente en su trayectoria. Su nuevo disco, Atlántico, es un paso más en ese camino que inició hace ya unos cuantos años primero dentro del grupo de versiones Elephant Band y después con Deluxe, un proyecto personal pero en el que colaboraba con otros músicos. Los tiempos en los que López parecía la reencarnación hispana de Paul Weller quedan bastante atrás y ahora en sus canciones hay multitud de influencias en las que no es fácil extraer al pop-rock británico que marcaba los inicios de su carrera.

Ahora, por primera vez, López afronta un proyecto con su propio nombre como marca y, además de continuar en una línea musical que ya comenzó hace un tiempo con la introducción de ritmos latinos en sus canciones, la edición del disco también supone una nueva etapa personal. “Ya no me identificaba con el nombre Deluxe. Este es un disco muy biográfico y en las canciones habló de los viajes que he hecho en los últimos tiempos y de las cosas que me pasaron en ellos”, indica el músico coruñés, que ahora vuelto a su ciudad natal después de vivir durante tres años en Buenos Aires, aunque no sabe muy bien que va a pasar en el futuro y es probable que siga moviéndose entre ambos continentes. Esta semana ha vuelto a la carretera a presentar el disco en varias ciudades españolas y también en Amberes. El próximo sábado, día 5, ofrecerá un mini concierto en la FNAC de A Coruña y el día 16 de mayo formará parte del cartel del festival SONa, que se celebra en el Multiusos del Sar de Santiago.

Aunque las canciones que forman Atlántico pueden parecer totalmente diferentes, y en cierto sentido opuestas a las de sus primeros discos, Xoel asegura que en el fondo la forma de componer las melodías sigue siendo similar. “La evolución es más formal que otra cosa. Por ejemplo, se añaden más percusiones pero hay una filosofía de vida que sigue siendo la misma que en anteriores proyectos”, explica. La introducción de ritmos latinos en su música ha sido paulatina y recuerda que ya en uno de sus discos bajo el nombre de Deluxe había una canción dedicada a Caetano Veloso.

Por primera vez López afronta un proyecto con su nombre como marca

“Por suerte en Galicia no existen prejuicios contra la música latina como puede haber en otros lados. Nunca he sido prejuicioso en ese sentido y siempre he podido presumir de libertad personal y artística. Uno tiene que aspirar a expresar en su música lo que cada uno es como persona o lo que le gustaría ser”, explica Xoel.

“Atlántico es un disco criollo que une las dos orillas. Es un álbum dual que se puede entender desde las dos orillas del océano. Se trataba de hacer algo integrador después de haber conocido otro tipo de vida durante mi estancia en Latinoamérica”, explica Xoel, quien ya abordó con éxito la tarea de unir culturas con el proyecto de La Caravana Americana con el que recorrió buena parte del continente americano y también recaló en España acompañado de músicos procedentes de diversas regiones americanas. En cierta forma su nuevo disco puede entenderse como una continuidad lógica de aquel proyecto, que cambió para siempres su forma de entender la música.

“Aquí no hay prejuicios contra la música latina como en otros lugares”

En su opinión, la época de crisis que atravesamos es buena para azuzar la creatividad ya que “los músicos necesitamos movimiento para hacer cosas”, aunque en este sector la crisis no es sólo económica sino también de modelo desde hace años y no hay visos de solución. Después de vivir a distancia lo peor de la crisis, Xoel asegura que ha encontrado a la gente en Galicia más deprimida que cuando se fue y cree que la cultura sigue siendo necesaria para unos tiempos como estos, ya que una de sus propiedades es “dar felicidadad”. Su marcha a Latinoamérica también tuvo que ver con la necesidad de reinventarse y de “no aburguesarme” en el que seguramente era el mejor momento de su carrera artística.

Ahora López emprende una nueva gira en la que combinará los conciertos en solitario en salas pequeñas con los más grandes en los que estarán acompañado por una banda. Uno de los motivos por los que incluye el formato individual es su deseo de reencontrarse a solas con el público después de una etapa marcada por los conciertos multitudinarios que protagonizó durante La Caravana Americana.

También hay razones económicas en la elección del formato, porque cada vez es más difícil montar grandes espectáculos y los formatos más pequeños se imponen en todas las bandas. Xoel López ha regresado y promete a sus seguidores que van a encontrar a un músico que sigue siendo fiel a sí mismo, aunque sus canciones sean diferentes cada vez que presenta un nuevo disco.