El Londres de la alopecia

Los guionistas de El Hormiguero Jandro y Acevedo presentan en Valencia 'Guía para calvos' Es una "revancha" en forma de libro de humor

Los guionistas Jandro y Acevedo presenta 'Guía para calvos', una "revancha" en forma de libro de humor.
Los guionistas Jandro y Acevedo presenta 'Guía para calvos', una "revancha" en forma de libro de humor.SUSANA ALFONSO

Jandro y Acevedo, nombres sin apellidos ni biografía más allá de sus orígenes valencianos y madrileños, respectivamente, son guionistas de El hormiguero. Además de este oficio, cada uno ha desarrollado una amplia gama de aptitudes como la magia, la devoción por la paella o la capacidad innata por desafinar instrumentos. Pero lo que más les define es su cabellera. Jandro es calvo. Acevedo, peludo. Estas son los dos adjetivos que han marcado su existencia y lo que les ha llevado a escribir Guía para calvos (y no tan calvos), que acaban de presentar en Valencia.

"Este libro es, finalmente, una revancha", confiesa Jandro. También es un sendero pautado para todos aquellos que hayan pasado por la "humillación, el insulto o el bochorno" de padecer alopecia. "Además, tú te quieres ir a Londres y tienes 40 guías. Pero eres calvo, ¿y qué?", se preguntan. Para solucionar esa insoslayable laguna han escrito e ilustrado (por el propio Acevedo) un manual que contiene lo necesario para salir airoso de una condición que, según Jandro, "está ahí mucho antes de que te des cuenta y de la que, tarde o temprano, nadie se libra".

Contiene citas, derechos, historia e incluso famosos con alopecia, como Bruce Willis

Citas, remedios, derechos, cine e incluso historia de la calvicie. Esta Guía para calvos contiene hasta dos prólogos firmados por Pablo Motos (con pelo) y Santiago Segura (calvo "triunfador") que aceptaron sin ninguna duda: "Teníamos fotos comprometidas y utilizamos bien la extorsión", aseguran. "Es un libro de humor", añaden, "No hace falta ni ser calvo ni tener entradas para leerlo. Es más, a las mujeres les encanta", confiesan.

Este repaso por la calvicie se encuentra también con personajes ilustres que reflejan esta condición. No dudan en marcar a Bruce Willis como su calvo preferido o Sansón como el peor: "Lo de cortarle el pelo fue idea de su mujer. Además, la tontería esa de que perdió la fuerza... yo le daba dos hostias, porque se las merecía", apunta Jandro. "Es un libro muy de regalar a calvos y a los que no lo son, para avisarles", recomiendan, "si es que los prehistóricos ya lo eran, lo que pasa es que hubo un listo que los pintó con pelo, y así se han quedado", explican.

En cualquier caso, a ellos no les vale ninguna excusa y apuestan fuerte: "Ser calvo son todo ventajas". Por si acaso, replican la cita del escritor Eduardo Galeano que reza que "si el pelo fuera importante, estaría dentro de la cabeza": "¿Está vivo?", se cuestionan, "bueno, no está mal, pero indica que aún no lo ha superado. Aun así, le dejamos que siga escribiendo libros serios", diagnostican.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS