Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia registra el mayor descenso de población de España

Las provincias atlánticas perdieron más habitantes que Ourense y Lugo y aumentó un 0,8% la población extranjera

Galicia ha sido la comunidad que registró el mayor descenso de población empadronada de España entre el 1 de enero de 2011 y el 1 de enero de 2012, con un total de 16.509 habitantes menos, lo que supone un -0,6 por ciento, al pasar de 2.795.422 a 2.778.913 empadronados.

En concreto, han sido cinco las comunidades que reducen su población en ese periodo: Galicia (-16.509 personas), Castilla y León (-15.050), Canarias (-11.720), Principado de Asturias (-4.397) y Extremadura (-2.662), según los datos provisionales del Padrón a 1 de enero de 2012 publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press.Mientras, las comunidades autónomas que han registrado los mayores aumentos de población en términos absolutos en el citado periodo son Cataluña (con 25.985 personas más), Andalucía (con 13.579) y País Vasco (con 7.116).En el caso concreto de Galicia, el mayor descenso de población se registra en las provincias atlánticas --Pontevedra y A Coruña--, con 6.757 habitantes menos en la pontevedresa --al bajar de 963.511 a 956.754-- y 3.765 menos en la coruñesa --de 1.147.124 personas a 1.143.359-- .

Por su parte, en la provincia de Ourense el descenso poblacional ha sido de 3.106 habitantes, al pasar de 333.257 a 330.151 personas; mientras que en Lugo se redujo el Padrón en 2.881 habitantes, de 351.530 a 348.649.En cuanto a la población extranjera, ésta aumentó en Galicia un 0,8 por ciento, con 864 habitantes más, al pasar de 110.468 a 111.332 personas entre el 1 de enero de 2011 y el 1 de enero de 2012.

En total, la proporción de ciudadanos extranjeros sobre el total de la población residente en España se sitúa en el 12,1 por ciento y las comunidades con mayor proporción de extranjeros son Islas Baleares (21,6%), Comunidad Valenciana (17,2%) y Murcia (16,1%), mientras que, por el contrario, las que tienen menor proporción son Extremadura (3,8%), Galicia (4%) y Principado de Asturias (4,7%).En España la población extranjera se redujo un 0,7 por ciento pese a que se produjeron 45.494 altas de personas procedentes de países europeos, según el avance de resultados a 1 de enero de 2012 difundidos por el Instituto Nacional de Estadística.En concreto, el número de residentes en España al iniciarse el año era de 47.212.990 habitantes, lo que supone un aumento de 22.497 respecto a las mismas fechas de un año antes. De ellos, 5.711.040 son extranjeros, el 12,1% del total de inscritos.Durante el año 2011, el número de españoles empadronados aumentó en 62.944 personas (un 0,2%), mientras que el de extranjeros descendió en 40.447 (un 0,7% menos). De ellos, los oriundos de países de la Unión Europea se incrementaron en 45.494 (hasta 2,4 millones de personas), mientras que los nacidos fuera de la UE se redujeron en 85.941 personas, hasta los 3,2 millones.

Según la estadística del INE, las bajas más numerosas se produjeron entre los ciudadanos de Ecuador, que perdieron 54.330 habitantes, los de Colombia, con 28.506; los bolivianos, de los que figuran 14.374 menos; los de Argentina, que se han reducido en 12.348; los peruanos, que restan 10.701 y los brasileños, que en enero de este año eran 8.553 menos.En términos relativos, las comunidades que experimentaron una mayor reducción poblacional fueron la de Ecuador (-15,1%), la de Colombia (-10,4%) y la Argentina (-10,2%), conforme el avance del Padrón Municipal.

En cuanto al aumento del número de residentes procedentes de la UE se debió al impulso de los ciudadanos rumanos, la comunidad que más creció el año pasado, con 30.263 nuevas personas empadronadas pese a que desde el mes de julio y por Real Decreto, estos ciudadanos ya no tienen derecho a trabajar libremente en España, sino que necesitan un permiso laboral como el resto de inmigrantes de fuera del continente europeo.Entre enero de 2011 y enero de 2012 también creció la comunidad pakistaní en 9.461 personas, los marroquíes sumaron 9.142 nuevos ciudadanos y los chinos vieron crecer su comunidad en 8.681 personas.

Por lugar de residencia, los mayores descensos de población extranjera se produjeron en la Comunidad de Madrid, que perdió 57.656 extranjeros; la Región de Murcia, con un descenso de 3.796; la Comunidad Foral de Navarra, donde la reducción fue de 2.452 habitantes foráneos; Cataluña, con 1.945 menos y la Comunidad Valenciana, donde fueron 1.616 bajas. En términos relativos, las mayores pérdidas fueron las de Madrid (5,5%) y Navarra (3,4%).Con todo, también se produjeron incrementos de población extranjera en algunas zonas de España. En términos absolutos, Andalucía (13.465), País Vasco (5.906), Canarias (2.665) y Melilla (1.228) son las que vivieron el año pasado un mayor aumento de habitantes foráneos.

En total, la población extranjera supone el 12,1 por ciento de los residentes en España, pero sigue teniendo mayores porcentajes de presencia en Baleares (21,6%), la Comunidad Valenciana, (17,2%) y Región de Murcia (16,1%). Mientras, en Extremadura (3,8%), Galicia (4,0%) y Principado de Asturias (4,7%) es donde menos peso tienen los inmigrantes respecto del conjunto de habitantes.El 49,3% del total de inscritos en el Padrón son hombres y el 50,7% son mujeres. Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros predominan los hombres (51,9%). Además, el 15,8% de la población tiene menos de 16 años, el 41,1% tiene entre 16 y 44 años y el 43,1% tiene 45 o más años, conforme los datos del INE. La estadística destaca que mientras los empadronados españoles de entre 16 y 44 años son el 38,4% del total, entre los extranjeros la población de esta edad supone el 59,9 por ciento.