Un puente hacia la historia

Un documental, dirigido por el malagueño Jaime Noguera, rememora el naufragio en 1900 de la corbeta alemana 'Gneisenau' en la bahía de Málaga

Jaime Noguera posa junto al Puente de los Alemanes.
Jaime Noguera posa junto al Puente de los Alemanes.GARCÍA-SANTOS

A mediados de diciembre de 1900 la corbeta alemana Gneisenau aguardaba en la bahía de Málaga para recoger al embajador alemán, que estaba de misión en el vecino Marruecos. Las previsiones apuntaban a un fuerte e inmediato temporal de Levante, lo que llevó a las autoridades de Marina a recomendar al capitán Kretschmann que fondease la nave al cobijo del puerto. Kretschmann no lo consideró necesario y apenas unas horas después las 2.843 toneladas de la corbeta y sus 470 tripulantes hacían aguas a merced de los fuertes vientos y del oleaje.

 La Gneisenau fue arrastrada hacia el malecón y quedó encallada en la escollera mientras los marineros trataban de ponerse a salvo en botes salvavidas en una mar embravecida. 41 marineros alemanes perdieron la vida —sus restos descansan en un mausoleo en el cementerio Inglés de la capital— y pudieron ser muchos más de no ser por la valentía de unos cuantos malagueños que arriesgaron sus vidas adentrándose en el oleaje para salvar a los náufragos con sus pequeñas embarcaciones de pesca.

Este episodio histórico le valió a la ciudad de Málaga el título de "Muy Hospitalaria" por parte de la regente María Cristina y, apenas siete años más tarde, el pueblo alemán le devolvía los favores prestados. 1907 se recuerda en Málaga como el año de la riá, una tremenda inundación que arrasó parte del centro de la ciudad y se cobró, al menos, 20 vidas.

La investigación desmiente algunas informaciones de la época del accidente

Entre los cuantiosos daños, el derrumbe de las pasarelas de madera que unían los barrios de La Trinidad y El Perchel a través del río Guadalmedina, algo que llegó a oídos del káiser Guillermo II, quien organizó una colecta popular para reconstruir el puente de Santo Domingo, una pasarela de hierro y hormigón conocida desde entonces como el Puente de los Alemanes. Sin embargo, el puente tardó todavía unos cuantos años en reconstruirse. Pese a que el Gobierno alemán envió pronto la recaudación, no fue hasta 1911 cuando el rey Alfonso XIII visitó la ciudad e inauguró la nueva pasarela que restauró el paso entre los dos populosos barrios.

El Puente de los Alemanes es el título del documental con el que el director malagueño Jaime Noguera ha recuperado este capítulo de la historia de su ciudad, "poco investigado y aun poco conocido por los propios malagueños", según el director.

'El Puente de los Alemanes' se estrenará en el Festival de Cine Español

Noguera ha invertido cuatro años en la elaboración de una cinta que le ha llevado a visitar, junto a los productores Juan Lanzas y Francisco Jiménez, distintas ciudades alemanas como Hamburgo, Flensburg, Kiel y Willhemshaven en busca de material y más información sobre este suceso.

"Era también una cuestión casi personal. Mi padre me contaba que mi bisabuelo llegó la noche del naufragio de la Gneseinau a casa todo empapado contando que había participado en el rescate. Mi bisabuela no le creyó y le abroncó por llegar con la ropa hecha jirones", afirma Noguera, quien también se declara "un enamorado de la historia militar".

"Siempre que pasaba por el Puente de los Alemanes me acordaba de la historia de mi bisabuelo, así que me decidí a realizar el documental", explica Noguera. Un proceso en el que el director ha detectado varias inexactitudes del relato conocido hasta ahora. "No es cierto que murieran 12 malagueños en el rescate. No murió ninguno, algo que ha documentado la historiadora malagueña Mari Pepa Lara, ni tampoco que el capitán de la corbeta se pegase un tiro en vez de ahogarse, tal y como se afirmaba en algunos periódicos norteamericanos de la época con cierta ojeriza hacia los alemanes".

Ha sido tal la cantidad de material inédito encontrado durante la elaboración del documental que Noguera se plantea realizar un libro e incluso una exposición en la que mostrar las muchas imágenes desconocidas que ha encontrado. "El hundimiento de un barco en aquella época es como un atentado terrorista en la nuestra, despertaba mucho interés", asegura.

"En Alemania nos dieron todas las facilidades para investigar en sus archivos, algo que no pasó aquí en Málaga. Incluso el gabinete de comunicación de la canciller Angela Merkel nos mandó una carta firmada en la que mostraba su apoyo al proyecto, eso sí, apoyo moral, que no económico", cuenta entre risas Noguera, cuyo documental El Puente de los Alemanes se podrá ver en el 15º Festival Málaga Cine Español que se celebra a finales de abril.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50