Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU acude a negociar el acuerdo con el PSOE sin una posición común

En el seno del PCE hay dos posturas: Gobierno conjunto o pacto de legislatura

Diego Valderas y dirigentes de IU, el pasado día 26.
Diego Valderas y dirigentes de IU, el pasado día 26.

Una vez sentada la premisa de que Izquierda Unida no va a permitir en ningún caso que el PP de Javier Arenas se abra paso en el Gobierno de la Junta, la alianza que tiene que negociar con el PSOE para los próximos cuatros años se presenta llena de aristas. El problema no es que aún no haya una postura definida dentro de la federación sobre el alcance del acuerdo, el problema es que no la hay dentro del PCA, el partido hegemónico y mayoritario que rige el destino de IU.

 En la reunión de la ejecutiva que se celebró el pasado viernes en Sevilla, significados comunistas se mostraron contrarios a entrar en un Gobierno de coalición, con el argumento de que los socialistas están metidos de lleno en la filosofía del déficit y los recortes. Uno de ellos fue Felipe Alcaraz, expresidente del PCE, quien, según varias fuentes, apostó por negociar por separado cada Presupuesto y proyecto de ley que llegue al Parlamento. Se sumaron otras voces del partido, que también defendieron la misma tesis, aunque de una manera menos cerrada.

Lo que ocurre es que el reparto de fuerzas en la Cámara autónoma —50 diputados, PP; 47, PSOE; y 12, IU— no permite la abstención, como ocurrió en la legislatura de la pinza, en la que los socialistas tenían la mayoría. En la actual situación, si IU se abstiene, gana el PP. Por lo tanto, la opinión de la federación es determinante en todo. Esta circunstancia inclina a dirigentes del peso del PCA, entre los que se encuentra el coordinador andaluz de IU, Diego Valderas, a establecer un Ejecutivo conjunto, y participar también de manera transversal en la política en general. En la ejecutiva del viernes, secundaron esta postura el exparlamentario Pedro Vaquero y el ex teniente de alcalde de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos.

La comisión política de IU que va a negociar el acuerdo —y que esta misma tarde celebrará una primera reunión en Sevilla con la parte socialista— tiene un fuerte componente externo: dirigentes cuyo ámbito de actividad está fuera de Andalucía, un detalle que llama la atención. Junto a José Luis Pérez Tapia, secretario de Organización y mano derecha de Valderas, y los parlamentarios andaluces José Antonio Castro y Rosalía Martín, figuran el secretario general del PCE, José Luis Centella, diputado en el Congreso, y el eurodiputado Willy Meyer. Se ha quedado fuera, sin embargo, el secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, y los representantes de Izquierda Abierta y la CUT, integrados en una segunda comisión para los acuerdos institucionales.

Fuentes de IU comentaron al respecto que el mensaje que emana de tal composición es el del “tutelaje” de la organización federal, si bien, estas mismas fuentes apuntan que el coordinador, Cayo Lara, en un principio sería proclive a que IU asuma responsabilidades concretas y entre en el futuro Gobierno de José Antonio Griñán. La CUT de Juan Manuel Sánchez Gordillo rechaza todas las hipótesis del acuerdo.

Otros dirigentes izquierdistas opinan que, en cualquier caso, las posiciones se irán haciendo firmes conforme avancen las negociaciones con el PSOE, ya que lo primero es conocer hasta dónde están dispuestos a llegar los socialistas y analizar con detenimiento los posibles escenarios.

Antes de la reunión de mañana, Griñán celebrará un encuentro con los secretarios provinciales de su partido para hablar de la alianza en curso.