Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP exige pactar el perfil profesional de los directivos de Catalunya Ràdio y TV-3

El PSC dice que renunciará a sus consejeros si cuestiona esos profesionales

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y el portavoz del PPC en el Parlament, Enric Millo, durante la sesión de control al Govern en el Parlament.
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y el portavoz del PPC en el Parlament, Enric Millo, durante la sesión de control al Govern en el Parlament. EFE

El Partido Popular (PP) rechazó ayer en el Parlament de Cataluña con sus votos la enmienda a la totalidad de los socialistas contra la nueva ley de la Corporación Catalana de Radio Televisión de Cataluña (CCMA) y quiere que eso se note. La dirección del ente estará formada por seis miembros (ahora son 12) y los populares quieren que se cumpla esta secuencia: tres plazas para CiU; dos para el PP y una para los socialistas. El partido de Alicia Sánchez-Camacho exige la vicepresidencia del ente —“Eso no se discute”, señalaron fuentes populares—; tener “presencia” e “influencia” en el mismo y consensuar el perfil profesional de los futuros directivos de Catalunya Ràdio y TV-3.

Esa composición de tres representantes nacionalistas, dos populares y un socialista no reflejaría la realidad de la actual correlación de las fuerzas de la cámara. CiU tiene 62 diputados, el PSC 28 y el PP, 18. En esta tesitura, los convergentes temen entregar demasiado poder al PP y por ello contemplan dar una segunda silla al PSC. Los populares, que no se sienten bien tratados por los medios públicos catalanes, se oponen en redondo a quedar relegados a la tercera plaza. Pero, si eso ocurre, exigirán, contrapartidas a CiU en virtud del pacto alcanzado para reformar la ley.

Los populares exigirá contrapartidas si pierden una plaza en favor de los socialistas

Los socialistas consideran que el reparto de tres consejeros para CiU, dos para ellos y uno para el PP respondería mejor al criterio de proporcionalidad del Parlament pero también argumentan qué esa no es la cuestión, sino el tipo de profesionales que se pone al frente de la radio y la televisión pública. Aseguran que ese perfil será tan decisivo que incluso podrían renunciar a sus dos consejeros en función de quiénes sean esos directivos.

El PSC insiste en que aunque se siente en el futuro consejo de administración de la CCMA, no ha variado su posición sobre la ley, que votaron en contra y sigue rechazando. Consideran, al igual que ERC e ICV, que esa ley desmonta el modelo audiovisual que ha funcionado en Cataluña durante más de una década y que está en peligro la pluralidad informativa en los medios.

Los republicanos y ecosocialistas quedarán excluidos por primera vez de los órganos de gobierno de la CCMA

Lo que nadie duda es que republicanos y ecosocialistas quedarán excluidos por primera vez de los órganos de gobierno de la CCMA. Con la reducción de 12 a seis consejeros, queda fulminado el criterio de mayoría cualificada que regía hasta ahora. Bastará una simple mayoría, incluso con el voto de calidad del presidente en caso de empate, para adoptar decisiones.

El plazo para presentar los candidatos finaliza la mañana del próximo lunes, con el fin de que los pueda evaluar el Consejo del Audiovisual de Cataluña y puedan votarse en el pleno del 28 de marzo. Todo indica que las negociaciones se apurarán hasta última hora. De momento, han transcedido dos candidatos que barajan los nacionalistas: serían Brauli Duart y Roger Loppacher, actuales miembros de la CCMA, informa Efe.