El alcalde de Vilanova del Camí pierde el apoyo de sus socios en el Consistorio

Joan Vich (PSC) se ha quedado con un equipo de gobierno de solo cuatro cuatro concejales El municipio, con una población de 12.509 habitantes, cuenta con 17 ediles en el pleno

Joan Vich (PSC), histórico alcalde de Vilanova del Camí (Anoia), se ha quedado en el Consistorio municipal con un equipo de gobierno de mínimos: él y cuatro ediles más están al frente de una población de 12.509 habitantes y 17 concejales en el pleno. La destitución que él mismo provocó de un edil, Francisco Palacios (VA! -Vilanova Alternativa!), imputado en un caso de supuesta estafa en un club de baloncesto local, ha llevado consigo la dimisión de sus cargos de dos concejales más de la formación en apoyo a su líder.

El PSC sufrió un revés importante en las últimas elecciones municipales en Vilanova del Camí, lo que llevó a Vich, con cuatro representantes en el Ayuntamiento, a pactar con el otro grupo que más representación había obtenido, el VA!, y a pactar con él un relevo en la alcaldía a mitad de mandato. Mientras, la fragmentación de la oposición (se repartían nueve ediles entre seis grupos, Independents per Vilanova, tres; CiU, dos; PPC, uno; ERC, uno; PxC, uno; y ICV, uno) hacía imposible una alternativa a esta mayoría.

Tras conocerse la imputación de Francisco Palacios por la denuncia que un grupo de padres del Club de Baloncesto Vilanova le presentó por su gestión al frente de esta entidad, el alcalde Joan Vich le solicitó su renuncia de las tareas que tenía asignadas al frente del gobierno hasta que el proceso judicial concluyera y demostrara su culpabilidad o inocencia. Pero Palacios defiende su inocencia y no quiso renunciar. Al contrario, la situación se enrocó y el imputado logró el apoyo de los otros tres miembros del grupo, que amenazaron al alcalde con dejarlo sin apoyos.

La tensión política ha crecido y el alcalde ha iniciado contactos para establecer una nueva mayoría de gobierno, a pesar de la dificultad que le conlleva la fragmentación. De momento, ha conseguido que uno de los cuatro concejales del VA! haya optado por quedarse en el gobierno municipal. Ahora, pues, los cuatro socialistas suman los votos de la tránsfuga Marta Trullols, exconcejal de VA!).

Vich, alcalde desde el 1979, pasa por el peor momento político y está preparando su relevo en las filas socialistas. Está buscando en estos días cerrar la crisis de gobierno con nuevos apoyos para repartir entre más cabezas las tareas municipales. El apoyo en las votaciones esenciales, en cambio, lo podría obtener de otros grupos como el PP o Independents per Vilanova, que en los últimos días se han mostrado más próximos al alcalde.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50