Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del clasicismo a lo contemporáneo

La Feria de Arte de Jaén sale a la calle y se integra en el Museo Provincial

Un aspecto de la Feria de Arte Contemporáneo de Jaén, en la parte correspondiente al Museo Provincial.
Un aspecto de la Feria de Arte Contemporáneo de Jaén, en la parte correspondiente al Museo Provincial.

Los cuerpos desnudos de modelos frente a la majestuosidad de la fachada de la catedral van a ser uno de los símbolos de la Feria de Arte Contemporáneo de Jaén, que este año ha decidido sacar las disciplinas artísticas a diferentes espacios urbanos de la capital para acercarlas al gran público. Y, al menos, el artista Marc Montijano lo ha conseguido con su performance Tempus Fugit: Metaformosis,donde, a través de los desnudos, ha buceado en la capacidad humana de cambio, de trasformación y en los sentimientos que surgen durante la soledad. “Son piezas que reflejan mi visión del mundo y, en particular, hablan de la relación del ser humano y la sociedad actual”, ha señalado el creador barcelonés afincado en Málaga.

Si la instalación de Montijano sorprendió, por singular, a los viandantes, no menos impacto están suponiendo otras propuestas que se dan cita hasta hoy miércoles en la cuarta edición de Art Jaén, un escaparate para nuevos discursos artísticos en el que participan una treintena de artistas y una docena de galerías de diferentes puntos del país. Propuestas como la de Úrsula Tutosaus, que ha instalado un columpio en forma de jaula a las espaldas de la catedral de Jaén para hacer reflexionar al público: “La sociedad pende de la jaula de oro de la globalización y el capitalismo. Es ahora cuando los políticos cumplen las órdenes de la ley de la oferta y la demanda que emanan de los grandes templos de los siglos XX y XXI: los bancos", afirma la autora de la instalación Felizmente me columpio.

“Ha sido un acierto fundamental sacar el arte a la calle”, subraya David Martínez, comisario de esta muestra promovida por la Institución Ferial de Jaén (Ifeja) y la galería de arte contemporáneo Unodeuno, con la colaboración de varias instituciones públicas y privadas. Aunque Art Jaén ha creado siete espacios urbanos, el epicentro de galeristas y artistas es el Museo Provincial de Jaén, otra novedad en la presente edición. “Es muy enriquecedora la experiencia de hacer convivir en un mismo espacio obras de arte iberas o romanas con la visión contemporánea, gracias a que el hilo conductor de muchas propuestas es el tiempo, el pasado, presente y futuro”, destaca Juan Ramón Fernández, director artístico de Art Jaén. Las galerías han expuesto sin coste alguno sus obras, que han salido a la venta con precios entre los 50 y los 5.000 euros.

Esa integración entre el clasicismo de las obras del Museo Provincial y las propuestas contemporáneas de Art Jaén ha tenido su mejor reflejo en la instalación del artista murciano Torregar titulada In ictu oculi. En una de las salas emblemáticas del museo, la de El Pajarillo, Torregar ha establecido un diálogo entre el arte más vanguardista y el valioso patrimonio íbero de Jaén. La obra, explica el artista, pone en alerta acerca de la caducidad de los bienes temporales y la brevedad de la vida terrenal o el paso del tiempo. Todo ello en una instalación a base de pequeñas esculturas realizadas con resina de poliéster y sal que representan cráneos, calaveras, cabezas de bebé y autorretratos.

En otro espacio expositivo de la ciudad, en la Sala Maestra, el artista Ricardo Rocío Blanco ofrece a los visitantes dar rienda suelta a la creatividad en su propuesta Continuando la línea. Son 50 metros de papel blanco que acabarán por formar una gran obra coral que quedará expuesta hasta el 9 de marzo y que, posteriormente, se subastará por metros para destinar lo recaudado a la asociación de discapacitados Aspramif.