El juez decide que José Bretón continúe en prisión preventiva

El magistrado Rodríguez Laínz ve peligro de fuga del sospechoso

El abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, increpado ayer a su llegada a la Audiencia de Córdoba, donde declaró su defendido.
El abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, increpado ayer a su llegada a la Audiencia de Córdoba, donde declaró su defendido.FRANCIS VARGAS

Tal y como se esperaba, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Laínz, ha decidido prorrogar la prisión preventiva a José Bretón, padre de los niños desaparecidos en Córdoba el 8 de octubre pasado, según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. El juez sigue considerándolo el principal sospechoso en este caso y mantiene las acusaciones de detención ilegal de menores (secuestro) y simulación de delito. En su auto, de 16 folios, Rodríguez Laínz adopta tal decisión por el riesgo de fuga.

De esta forma, el juez no ha tenido en cuenta las objeciones que el abogado defensor del imputado encuentra en las pruebas periciales realizadas por la policía y que podrían incriminar al padre de Ruth y José. Los dos hermanos de seis y dos años desaparecieron hace más de cuatro meses mientras se encontraban en compañía de su padre.

Bretón declaró ayer por segunda vez ante el juez. Una vez más insistió en que perdió a los menores mientras paseaba con ellos por un parque de la ciudad. Declaró durante más de cuatro horas. La última vez que compareció ante el juez fue el 21 de octubre, 13 días después de que se perdiese el rastro de sus hijos. Aquella tarde, Bretón fue enviado a prisión preventiva, acusado de secuestro y simulación de delito.

Más información
El padre de Ruth y José declara ante el juez durante cuatro horas
El juez levanta parte del secreto de sumario
A fondo: El 'caso Ruth y José'

Su declaración de ayer se produce una semana después de que el magistrado levantase la mayor parte del secreto del sumario para el abogado de la defensa y de la acusación particular. El juez citó a Bretón a la luz de las últimas pruebas periciales de registros de videocámaras y llamadas a móviles que dejaron sus movimientos por Córdoba la tarde en que se perdió la pista a sus hijos. El abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, ha pedido la realización de nuevos estudios pues considera que las pruebas no son concluyentes. El letrado ha solicitado su puesta en libertad. La Fiscalía había pedido que se prorrogaran las medidas cautelares, tal y como ha hecho el juez.

El furgón que ayer llevó a Bretón a la Audiencia de Córdoba para declarar llegó a las 16.15. Varios familiares de la madre de los niños, Ruth Ortiz, y algunos concentrados le increparon y golpearon el capó del vehículo. También insultaron a Sánchez de Puerta. Unas 50 personas se concentraron en las puertas del juzgado, enarbolando pancartas en apoyo a los niños y acusando a Bretón con eslóganes como Bretón no tiene corazón. A las nueve de la noche se repitieron las escenas de tensión a la salida del transporte del detenido, que le llevaba de vuelta a la cárcel. Los vecinos congregados golpearon el vehículo e insultaron a Bretón. En ese ambiente, Sánchez de Puerta optó por no comparecer ante los medios. A diferencia de otras ocasiones, salió de los juzgados sin ser visto y no hizo declaraciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Bretón mantiene, desde que desaparecieron sus hijos en la tarde del sábado 8 de octubre, que se perdieron en un parque de Córdoba, mientras paseaban con él. Los chiquillos habían viajado hasta esa ciudad desde Huelva, donde vivían con su madre. Ella y Bretón estaban a punto de iniciar el proceso de separación. Ortiz había autorizado que los hijos pasaran el fin de semana con su padre.

La policía sospecha que los niños nunca llegaron al parque donde dice Bretón que se extraviaron o alguien se los llevó. Los investigadores han centrado sus pesquisas en el entorno de la finca que los abuelos de los chiquillos tienen en Las Quemadas, un área del extrarradio de Córdoba. Bretón asegura que pasó allí unas horas con sus hijos antes de ir al parque. Los agentes han revisado los registros de las videocámaras del trayecto entre ese lugar y el parque, así como el trasiego de llamadas que hizo Bretón, y creen que existen numerosas contradicciones que ponen en duda su versión. Tampoco hay testigos que viesen a Bretón con sus hijos esa tarde en el parque.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS