Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival Neo renace para apoyar el teatro emergente

Tras la edición de 2006, vuelve con una quincena de propuestas de artes escénicas emergentes que podrán verse en cuatro teatros de la ciudad

Una nueva vieja idea. El Festival Neo, que tuvo una primera edición en 2006, vuelve este año del 10 al 13 de mayo con una quincena de propuestas de artes escénicas emergentes que se podrán ver en La Seca-Espai Brossa, el Teatre Lliure de Montjuïc, el Institut del Teatre y el Mercat de les Flors. Los directores de estos equipamientos no ocultaron ayer su satisfacción por la resurrección del festival, que decidió impulsar el nuevo director del Teatre Lliure, Lluís Pasqual, como una manera de reformular el ciclo Radicals Lliure, que impulsó el anterior director, Àlex Rigola.

El mismo Pasqual admitió que había infraestructura, “pero no dinero”, así que buscó diversos socios y otras instituciones públicas que también se han implicado: el Departamento de Cultura de la Generalitat, el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes (Conca) y el Institut Ramon Llull. El director del Festival Neo es Jordi Fondevila, que señaló que la intención es que se convierta en un escaparate de la escena emergente en Cataluña y el resto de España de cara a los programadores europeos. Con un presupuesto de 300.000 euros, habrá 15 propuestas de creadores establecidos en Cataluña, de las que ya se han desvelado tres coproducciones: Greenwich art show de Macarena Recuerda Shepherd; L_Entes, de Iris Heitzinger y Natalia Jiménez, y Pendent de vot, de Roger Bernat.