Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta autoriza el crédito del BEI para el metro de Granada

Los impagos han paralizado prácticamente la obra en 2011

Obras del metro de Granada.
Obras del metro de Granada.

El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Sociedad Metro de Granada la concesión de un aval de la Junta de Andalucía para formalizar un préstamo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) de130 millones de euros, el 50% de la operación financiera. En cuanto se transfiera el dinero, las empresas constructoras retomarán el ritmo de sus trabajos y el compromiso es “hacerlo al 120%”.

2011 fue un año “prácticamente perdido” en las obras del metro de Granada, que comenzaron en 2007 y se suponía que estarían concluidas en 2012. Los últimos compromisos retrasan la finalización al cuarto trimestre de 2013. En cualquier caso y tras el préstamo acordado, que había sido anunciado el pasado año pero cuyo dinero no recibían las empresas, se intensificarán los trabajos.

La Asociación de Constructores y Promotores de Granada está “muy satisfecha” con la resolución, que aunque “tarde”, va a permitir a la Administración ponerse “al día” en los pagos con las empresas. Salvo alguna certificación del pasado año, las constructoras apenas han recibido lo correspondiente a 2011, según recuerda el presidente de la asociación, Francisco Martínez, que destaca la “tranquilidad” que va a suponer para los empresarios la inyección económica.

Precisamente esta mañana delegados de CC OO reivindicaban en la sede de Obras Públicas de la Junta en Granada la “reactivación de las obras”, de las que dependen cientos de familias. El sindicato estima que en los últimos seis meses se han perdido entre 500 y 600 puestos de trabajo debido a la paralización de las obras por los impagos, según ha explicado el responsable de Fecoma CC OO de Granada, Francisco Quirós, quien ha dicho que estará “vigilante” para que se cumplan los nuevos plazos.

La previsión es que a mediados de mes las empresas reciban el dinero adeudado. Y a partir de ahí el compromiso es pagar lo que se vaya certificando en los plazos acordados con los 130 millones previstos para 2012. El préstamo, con un plazo de 25 años y cinco de carencia, permitirá no solo intensificar el ritmo de las obras, sino atender la prioridad de finalizar durante el presente año aquellos trabajos que tienen una repercusión directa para la ciudadanía.

En concreto, se prevé restituir el viario de la capital granadina actualmente afectado por el proyecto, recuperando su uso público y su apertura al tráfico rodado. El Ayuntamiento de la capital (PP) que reclama la finalización de los trabajos impidió a la Junta la pasada semana cortar más calles al tráfico por el metro. Obras Públicas quería acometer nuevos trabajos en accesos principales al centro de la ciudad. Urbanismo fue tajante: “De ninguna manera vamos a permitir más cortes. Si se reinician las obras que sean para reparar todo lo afectado, que se abstenga [la Junta] de abrir más tramos”, dijo en rueda de prensa la concejal Isabel Nieto.

Las obras llevan años enfrentando a ambas administraciones pero el principal escollo de los últimos tiempos ha sido el dinero. A consecuencia de la falta de pago, las empresas no han tenido más opción que ralentizar hasta el extremo los trabajos. Ahora el compromiso que estas han adquirido con la Administración es retomarlos “multiplicando los esfuerzos”, destaca el presidente de los constructores. Si finalmente los pagos, como está previsto, se producen de forma inminente, los trabajos en las obras irán “a toda velocidad” en marzo, apunta.

El metro tiene un presupuesto total de 502 millones de euros y discurrirá por Albolote, Maracena, Granada y Armilla con un recorrido de 15,9 kilómetros (el 83% en superficie). El trazado subterráneo en la zona de Camino de Ronda y Avenida de América, en la capital, concentra el grueso de las obras. Las constructoras no han sido las únicas perjudicadas, los negocios de las zonas afectadas han protestado en numerosas ocasiones por sus pérdidas. El Camino de Ronda, una de las principales arterias de la ciudad, es uno de los puntos más complicados.

El Ayuntamiento de la ciudad ve fines "electoralistas" en la aprobación del crédito antes de las elecciones autonómicas. El portavoz del equipo de gobierno, Juan García Montero, asegura que "todo lo que suponga un avance" le parece "bien" y "no se van a poner pegas" a la culminación de la infraestructura, sin embargo cuestiona que esta inversión vaya a ejecutarse finalmente. E insiste, el retraso es fruto de la "incompetencia" del Gobierno andaluz, informa Europa Press.