Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una coruñesa denuncia por “injusto” el copago de la ayuda local a domicilio

El Ayuntamiento cobra el 10% del servicio a las rentas superiores a 532 euros

La denunciante, parapléjica, critica el castigo “a los más desfavorecidos”

Teresa Rodríguez en su domicilio de A Coruña.
Teresa Rodríguez en su domicilio de A Coruña.

Una vecina de A Coruña, Teresa Rodríguez Rivadulla, acudió ayer al Ayuntamiento de A Coruña para solicitar del gobierno de Carlos Negreira (PP) que “dé marcha atrás” en su decisión de cobrar parcialmente el servicio de ayuda a domicilio a personas dependientes. Parapléjica a causa de una lesión medular, Rodríguez considera “totalmente injusta” la medida, por afectar a las personas más desfavorecidas socialmente. “Es inadmisible que nuestro ayuntamiento quiera ahorrar a cuenta de las personas que vivimos en situaciones difíciles”, denuncia la mujer en su queja, entregada ayer en el registro municipal.

Todo usuario del servicio de ayuda a domicilio que perciba más de 532,51 euros al mes deberá pagar 1,2 euros de los 12 que cuesta cada hora de atención. Con esta medida, aprobada por el PP con el rechazo de los grupos de la oposición, el gobierno local espera recaudar este año un millón de euros. Reconoce que el 70% de los usuarios que como Teresa Rodríguez tienen concedida esta ayuda a domicilio —son en total unos 3.000 en A Coruña— van a tener que pagar por ese servicio. “Es una pequeña parte y de esta forma se podrá atender a más personas”, insistió ayer el primer teniente de alcalde, Julio Flores.

Flores criticó a socialistas y nacionalistas por oponerse a un copago que estableció por ley el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y trasladado a la normativa autonómica. No obstante, el anterior ejecutivo de A Coruña, de coalición PSOE-BNG, había decidido no aplicar este copago pese a haber aprobado una ordenanza municipal en diciembre de 2010 para empezar a cobrar parte del servicio e incluso haber consignado una previsión de ingresos en los presupuestos del año siguiente.

Es inadmisible querer ahorrar a cuenta de las personas que vivimos en situaciones difíciles

Julio Flores prometió ayer que se estudiará “caso por caso” y que se aplicarán “ayudas adicionales necesarias para aquellas excepciones en las que quede demostrado que el usuario no puede hacer frente a la parte del servicio que le corresponde”.

Teresa Rodríguez, que fue arropada por ediles socialistas y del BNG cuando registró su denuncia, explicó que tiene concedida 55 horas mensuales de ayuda a domicilio desde mayo de 2006. Y se decidió a presentar su escrito de denuncia cuando recibió el pasado jueves día 26 la notificación del Ayuntamiento para que presente la documentación sobre su renta económica. Además de reclamar la anulación del copago, anima a todos los usuarios de este servicio municipal a manifestar también su parecer sobre esta medida que considera injusta. Tanto socialistas como nacionalistas reiteraron ayer sus críticas contra una decisión que también ven injustificada.