Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El socio de Urdangarin pide protección al juez por temor a ser agredido

Iñaki Urdangarin declarará el 25 de febrero rodeado por un dispositivo especial de seguridad

El socio de Iñaki Urdangarin en el instituto Nóos, Diego Torres, ha pedido al juez protección ante el temor a ser agredido durante su próxima declaración por presunta apropiación de fondos públicos a través del instituto Nóos. En un escrito remitido al juzgado de instrucción número 3 de Palma, el abogado de Torres, Manuel González Peeters, alude a una convocatoria ciudadana para abuchear a diversos imputados en el 'caso Nóos' durante su toma de declaración, prevista para los próximos 11, 18 y 25 de febrero.

"La alarma generada (...) ha provocado fundado temor en mis representados y, de paso, en el suscrito, pues se asevera que se atentará contra la integridad física de las personas", precisa González Peeters. El letrado solicita al juez que adopte "las medidas de seguridad pertinentes" para evitar "infamias, lanzamiento de efectos, como es el caso de huevos, tomates y quién sabe qué otra suerte de alimentos o elementos".

El juez decano de Palma ya había acordado habilitar un "dispositivo de seguridad especial" para el 25 de febrero, fecha en la que está prevista la declaración como imputado de Urdangarin. Torres, su mujer, Ana María Tejeiro; los hermanos Marco Antonio y Miguel Tejeiro y Salvador Trinxet declararán el día 11, mientras que el exdirector de Deportes del Gobierno balear, José Luis Ballester, lo hará el 18 de febrero.

González Peeters pone en conocimiento del juez que se dará "tan grato recibimiento" a los imputados "desde la vía pública, las ventanas y los balcones". "Una cosa es el derecho a manifestarse, al que nada ha de objetarse, y otro bien distinto es lo que se dice que va a tener lugar", añade el abogado, que pide proteger la "integridad física de las personas, evitando toda suerte de agresión, tanto física como verbal".