Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hasta las mujeres de los empleados de Uralita sufren los efectos del amianto"

Los 40 afectados solicitan 4,9 millones de euros en indemnizaciones

Visto para sentencia el juicio contra los casos de cáncer en la fábrica de Getafe

Alrededor de 150 personas se han concentrado esta mañana ante el juzgado de lo Social número 15 de Madrid, convocadas por la Asociación de Víctimas del Amianto de Madrid (AVIDA), con motivo del juicio celebrado contra la empresa Uralita por los efectos del amianto. La vista oral se ha celebrado tras la demanda presentada por 40 trabajadores (de los que 17 ya han fallecido en los últimos tres años) pertenecientes a la fábrica de Getafe en la que estuvieron expuestos al polvo del amianto.

La suma de las indemnizaciones solicitadas en este juicio por la vía laboral asciende a 4,9 millones de euros, siendo la indemnización máxima de 320.409 euros de un trabajador que tiene un cáncer de pulmón que en un 98% de los casos se produce por el contacto con la uralita, explica el presidente de la Asociación de Victimas del Amianto, Juan Carlos Paúl. El juicio, que arrancó hoy por la mañana, está visto para sentencia.

La asociación considera que durante más de 30 años Uralita fabricó y vendió diversos elementos de construcción que contenían amianto. Ahora, los trabajadores y sus familias reclaman que se reconozca que la empresa conocía "los efectos devastadores que provoca el amianto sobre la salud y que no dispuso de las medidas suficientes de prevención".

Según Paúl el uso de las mascarillas, pese a ser obligatorio, era excepcional en la fábrica de Getafe. Y las empresas son las responsables de que sus trabajadores cumplan las medidas de seguridad”, indica este afectado que prosigue: “Pese a que teóricamente la ropa de trabajo no se podía sacar a la calle todo el mundo lo hacía, y ese es el motivo que muchas mujeres se han visto afectadas, ya que entraban en contacto con el amianto al lavar la ropa”.

Juan Carlos Paúl, explicó a Europa Press que esta nueva vía, la laboral, es la primera vez que la exploran aunque los antecedentes en la Comunidad de Madrid "no son nada buenos porque una de las circunstancias que los jueces utilizan es la existencia de sanciones a la empresa por incumplimiento de las medidas de seguridad". "Extrañamente, la factoría de Getafe ha tenido centenares de apercibimientos pero nunca sanciones. Esto juega en nuestra contra pero hemos preparado suficientemente bien el juicio para demostrar que la factoría incumplió las medidas de seguridad, más aún cuando hemos demostrado que más de 400 trabajadores de la empresa de Getafe están enfermos, por lo que algo falló allí", agregó.

El Juzgado de Primera Instancia número 18 de Madrid condenó en octubre de 2009 a Uralita al pago de una indemnización de 1,7 millones de euros a 15 trabajadores de la fábrica de Getafe afectados por la inhalación de fibras de amianto.

La asociación presentó en 2007 una demanda por daños y perjuicio contra Uralita en nombre de 28 trabajadores, y esposas de estos, que cayeron enfermos por el uso del amianto de los que ocho fallecieron, tres de ellos durante el periodo comprendido entre la presentación de la demanda y la celebración de la vista previa del juicio. Según la asociación, la sentencia declaró entonces a Uralita como responsable de las enfermedades adquiridas por los trabajadores con

independencia del cumplimiento o no de la normativa reglamentaria sobre seguridad e higiene en el trabajo. La exposición continuada a las fibras de amianto puede provocar distintas enfermedades como calcificaciones de la pleura, asbestosis o cáncer de pulmón por lo que su uso fue prohibido en España en el año 2002.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información