Justo el 31

El tren se detuvo y, poco antes de la medianoche, se nos anunció que allí se quedaría hasta que no llegaran auxilios técnicos

El Viejo Expreso Patagónico, conocido como La Tronchita, en un paisaje de Argentina.
El Viejo Expreso Patagónico, conocido como La Tronchita, en un paisaje de Argentina.RoxiRosita / GETTY IMAGES

Eran las 23.30 del 31 de diciembre de 1954. En el andén de una estación secundaria, el tren se detuvo y los altoparlantes anunciaron un paro de actividades. Mi padre, opositor al Gobierno al que atribuía esas libertades sindicales, maldijo a Perón, como de costumbre. Nosotros íbamos sentados a una mesa del vagón comedor apropiadamente surtida de bebidas, pan dulce y garrapiñadas, donde creíamos que nada iba a impedirnos brindar, abrazarnos y, dos horas más tarde, dormir en nuestros camarotes, unos excelentes vagones fabricados en Inglaterra, cuyos espejos tenían marcos de bronce y los sostenes...

Lo más visto en...

Top 50