TRIBUNA LIBRETribuna
i

Ni rastro del estructuralismo

“El autor ha muerto”, sentenciaron. Pero triunfan las biografías, las memorias y la autoficción: la primera persona

El pensador Roland Barthes.
El pensador Roland Barthes.J. BAUER (OPALE)

En los años sesenta del pasado siglo llegaron los estructuralistas con la maleta llena de nuevos fonemas y proclamaron la muerte del hombre, el fin del antropocentrismo. Las ciencias del hombre mataron al hombre y la literatura a los autores. El autor ha muerto, sentenciaron. En los libros es el lenguaje quien habla; el yo es algo externo. El verdadero pensamiento es el pensamiento del lenguaje, sostenían. El estructuralismo transformó las llamadas ciencias del hombre en ciencias de lo simbólico. ¿Ha vuelto el hombre? Parece haber indicios, porque el yo narrativo se abre camino. Las biografías...

Lo más visto en...

Top 50