Tribuna

Gobiernos compartidos

El PSOE ha perdido poder para liderar porque el ‘gran centro’ que formaba con Ciudadanos, ya débil el 20-D, se ha debilitado aún más en escaños el 26-J. Al PP le compete desactivar con inteligencia la capacidad de rechazo socialista