_
_
_
_
_

Claudia López vuelve a sus raíces como investigadora de la parapolítica en la FILBo

La exalcaldesa de Bogotá presenta junto a León Valencia el libro que recoge las investigaciones que lanzaron una carrera política que quiere culminar en la Presidencia

Claudia López
Claudia López durante la presentación de su libro 'Parapolítica' en la FILBo.ANDRÉS GALEANO
Santiago Torrado

Claudia López está convencida de que la parapolítica, el gran escándalo que ayudó a destapar hace 20 años, es el mayor ataque que ha resistido la democracia colombiana. Combativa y apasionada, la primera mujer elegida como alcaldesa de Bogotá ha hecho este sábado en la feria del libro de la capital, la popular FILBo, un ejercicio de contención inusual en ella para postergar el lanzamiento de una aspiración que todos dan por descontada durante la presentación del libro que repasa ese hito que sacudió la política colombiana. A su lado, el analista León Valencia, coautor de Parapolítica (Planeta) junto a varios de los investigadores iniciales del fenómeno, fue menos discreto: “Ella tiene in pectore una candidatura presidencial”, se sinceró ante tímidos aplausos. “Ella busca electores, y yo busco lectores”, bromeó el también director de la Fundación Pares durante una esperada conversación en la que no se mencionó ni una sola vez por nombre propio al presidente Gustavo Petro.

Si las guerrillas le dispararon desde afuera a la democracia, argumenta Valencia, las organizaciones de la parapolítica terminaron disparándole desde adentro. Al final, la Corte Suprema de Justicia investigó a 136 parlamentarios, de los cuales 86 congresistas fueron condenados, como detalla el libro. Otros 17 aún se encuentran en proceso judicial. También han sido condenados 12 gobernadores y 20 alcaldes. “Es un caso insólito en el mundo”, valora Valencia, uno de los más lúcidos opinadores de la actualidad colombiana.

Con más de dos años de aquí a las elecciones de 2026, cualquier aspirante que decida saltar a la arena antes de tiempo puede acabar quemado. Por eso, pocos días después de entregar el poder en la capital a Carlos Fernando Galán con la llegada del 2024, Claudia López emprendió una pausa académica para estudiar un posgrado de un año en Harvard que la llevó a mudarse a Estados Unidos. Sin embargo, no es ningún secreto que la exalcaldesa ya está dando los primeros pasos para organizar su campaña fuera de los focos. Con el desgaste que ya acumula Petro, su dilema es el mismo de buena parte del centro político y los sectores alternativos: ¿en qué momento romper con el Gobierno para hacerle oposición de frente al primer mandatario de izquierdas en la Colombia contemporánea? Su presencia en la FILBo coincide además con el fin de semana en que se organiza una movilización nacional en contra del autodenominado Gobierno del cambio.

López, que siempre se ha definido como una oferta política de centro, nunca ha tenido una relación fácil con Petro. Aunque lo apoyó al final de la campaña que lo llevó al poder, se desmarcó muy pronto y ha ido endureciendo el tono. “Esperaba una relación más fluida, que hiciéramos cosas juntos, una agenda hacia adelante. Y me encuentro con que el presidente volvió la agenda para atrás, en un contrato que ya estaba firmado como el metro, por ejemplo”, se lamentaba en una entrevista con este periódico al final de su Alcaldía.

La exalcaldesa de Bogotá presentó junto a León Valencia, coautor del libro.
La exalcaldesa de Bogotá presentó junto a León Valencia, coautor del libro.ANDRÉS GALEANO

Hija de una maestra, que también estaba entre el público, López se comenzó a involucrar en la vida pública con el movimiento estudiantil de la Séptima Papeleta, que desembocó en la Constitución de 1991 que defiende con fervor –a diferencia de Petro–. Profesional en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, sus méritos académicos son sobresalientes. Obtuvo una maestría en Administración Pública en Columbia, en Nueva York, y ya siendo congresista, un doctorado en Ciencia Política en Northwestern, en Chicago. Pero fue como investigadora que se dio a conocer cuando, al estudiar votaciones atípicas, destapó a partir de 2004 los vínculos de políticos con grupos paramilitares y narcotraficantes. La semilla, como recordó este sábado, fue la sorpresa que le produjeron las elogiosas intervenciones de varios congresistas cuando los comandantes paramilitares visitaron el Congreso en el periodo de Álvaro Uribe (2002-2010), que hoy enfrenta un juicio por manipulación de testigos. “Mis ojos no podían creerlo”, rememora sobre aquel momento infame en el Capitolio.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

“La tradición electoral del país mostraba, hasta ese momento, que los electores, aún en las regiones donde era más potente el clientelismo, se repartían entre varios parlamentarios y ninguno de ellos alcanzaba más del 35% de los votos”, recuerda Valencia en uno de los capítulos de Parapolítica. “Pues bien, en las elecciones de 2002, en algunas zonas, los parlamentarios de la parapolítica se alzaron con más del 70% del electorado. Claudia López llegó a la conclusión de que en esas regiones los políticos, en alianza con los paramilitares, habían dividido el territorio en ‘distritos electorales’ y habían controlado la votación mediante la coerción y la violencia”, detalla el director de Pares.

Varias investigaciones, tanto académicas como periodísticas, convergieron entonces para terminar de develar ese entramado que sacudió a toda la clase política. “En el libro está toda la historia de cómo llegó Uribe al juicio hoy, y que tiene que ver todo con la parapolítica”, remarcó Valencia sobre el enrevesado proceso que ahora desvela al expresidente. “Nos ha costado sangre, sudor y lágrimas llegar a la democracia que tenemos hoy”, valoró a su turno la exalcaldesa en una charla que le permitió calibrar el discurso que defenderá en campaña, en el que combina su propia biografía con las grandes luchas democráticas colombianas. A Claudia le cuesta pasar desapercibida, pero a esta altura el silencio en torno a Petro no hace daño. La refriega electoral puede esperar.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y aquí al canal en WhatsApp, y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Sobre la firma

Santiago Torrado
Corresponsal de EL PAÍS en Colombia, donde cubre temas de política, posconflicto y la migración venezolana en la región. Periodista de la Universidad Javeriana y becario del Programa Balboa, ha trabajado con AP y AFP. Ha cubierto eventos y elecciones sobre el terreno en México, Brasil, Venezuela, Ecuador y Haití, así como el Mundial de Fútbol 2014.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_