Krámnik ataca en tromba

El campeón que destronó a Kaspárov roza la perfección con un bellísimo ataque con negras ante Aronián en el Torneo de Candidatos

La alta coincidencia entre sus jugadas y las preferidas de las máquinas fue uno de los argumentos utilizados hasta la saciedad en contra de Hans Niemann cuando fue acusado sin pruebas por Magnus Carlsen de hacer trampas. Además de factores complejos que deben tenerse en cuenta (el grado de complejidad de la posición, si algunos movimientos son forzados o teóricos o muy técnicos, etc.), ese argumento olvida el gran talento que atribuyen a Niemann los eminentes entrenadores que trabajaron con él.

Si pasamos la partida de este vídeo por el mismo tamiz, llegaríamos al convencimiento de que Vladímir Krámnik hizo trampas, dado que (a partir de 7 h3) su juego roza la perfección y todos sus movimientos coinciden con una de las dos primeras recomendaciones de los monstruos de silicio. Sin embargo, no consta que nadie tenga la más mínima sospecha de que el ruso, campeón del mundo en 2000 tras destronar a Gari Kaspárov, recibiera ayuda ilegal en esa partida. Fueron su inmenso talento y el enorme trabajo de entrenamiento desde que era niño quienes crearon una bellísima obra maestra del ataque.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS