Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio de Bill Cosby, en cinco episodios

De la declaración de la mujer que la acusa a la conversación grabada con la madre, así ha sido la primera semana de juicio al actor por agresión sexual

Bill Cosby, saliendo del cuarto día de juicio en Norristown (Pensilvania).
Bill Cosby, saliendo del cuarto día de juicio en Norristown (Pensilvania). REUTERS

En pocos días se conocerá la suerte de Bill Cosby, el famoso cómico televisivo de 79 años al que juzgan por delitos de agresión sexual que conllevan hasta 10 años de cárcel. El juicio comenzó el 5 de junio y buena parte de las cartas ya están sobre la mesa. Los 12 miembros del jurado han escuchado ya a la mujer que lo acusa, Andrea Constand (habló durante nueve horas a lo largo de dos días), y varios testigos, así como los argumentos de la defensa. Cosby no ha hablado, pero también se le ha oído, porque hay una declaración suya de hace una década. Y es que el suceso tuvo lugar en 2004, pero resucitó hace poco de la forma más inesperada. Estas son las claves de un complicado proceso que se desarrolla en un tribunal de Pensilvania.

1. Andrea Constand habla de los hechos por primera vez en público. Compareció ante el jurado el martes, segundo día de juicio, y relató que en 2004, cuando ella tenía 30 años y Bill Cosby 66, el actor la drogó y abusó de ella. Se conocían porque ella, exjugadora de baloncesto, trabajaba en la Universidad de Temple y él era patrono de la misma. Según la mujer, mantuvieron una relación cordial hasta el día de los hechos, cuando ella visitó a la estrella en su casa —a las afueras de Filadelfia— para charlar de su carrera profesional (quería convertirse en fisioterapeuta) y él le ofreció pastillas contra el estrés asegurando que eran de herbolario. “Me fío de ti”, dice Constand que le dijo al actor. Acto seguido, ya no era dueña de sí mientras Cosby la agredía sexualmente: “En mi cabeza, yo estaba intentado mover mis manos o mis piernas, pero estaba congelada", dijo al jurado. “Quería que parase”. En enero de 2005 se quebró emocionalmente y denunció.

Andrea Constand, el pasado 6 de junio en los juzgados de Norristown.
Andrea Constand, el pasado 6 de junio en los juzgados de Norristown. AP

2. Así contraataca la defensa del actor. Bill Cosby admite y admitió que le dio esas pastillas a Andrea Constand y que se acostó con ella aquella noche, pero en su versión, la relación fue consentida, incluso “romántica”. La abogada Angela C. Argusa cuestionó algunas contradicciones en su relato a la policía, como, por ejemplo, que Constand dijo en un momento haberle conocido en 2003, cuando fue en 2002. “Me equivoqué”, dijo ella, al igual que cuando le plantearon su error en la fecha de la agresión. También resaltaron por qué, si había sucedido esa agresión, Constand mantuvo el contacto con Cosby durante meses. La mujer argumentó que todas las llamadas tenían que ver con el equipo de baloncesto del que ella se encargaba. Otro punto que atacaron fue la afirmación por parte de Constand de que Cosby había insinuado su interés sexual por ella en dos ocasiones en el pasado, remarcando que ella era consciente de sus intenciones.

3. Vuelve a la luz la costumbre de Cosby de dar pastillas a las mujeres. El actor ha negado haber violado o abusado de mujeres pero sí ha admitido haber comprado medicamentos sedantes para dárselos a mujeres con las que quería acostarse. Cosby, de momento, ha evitado declarar durante este juicio, pero la fiscalía utiliza una testificación del actor de 2005 y 2006 (a raíz de la primera denuncia de Constand) en la admitía el sexo con Constand y el asunto de las pastillas con ella y otras. El primer día de juicio, declaró como testigo otra mujer que acusó a Cosby de los mismos hechos en los noventa, Kelly Johnson. Otra conversación del pasado se pudo oír en el tercer día de juicio: es una llamada grabada entre Cosby y Gianna Constand, madre de Andrea. Esta pregunta al actor qué pastillas le dio a su hija y él responde: “No, no, no, hablemos de eso después”. También se ofrece a pagar los estudios de Andrea y le propone una reunión para hablar de los detalles. En otras conversaciones no grabadas, según la madre testificó el miércoles, admitió ser “un hombre enfermo”. El caso se cerró en 2006 sin que la fiscalía presentara cargos y con un acuerdo.

Bill Cosby a su llegada al tribunal el primer día de juicio. Al actor le acompañaba Keshia Knight Pulliam, actriz de la serie 'La hora de Bill Cosby'.
Bill Cosby a su llegada al tribunal el primer día de juicio. Al actor le acompañaba Keshia Knight Pulliam, actriz de la serie 'La hora de Bill Cosby'. WireImage

4. ¿Y si el caso se cerró en 2006, por qué se reabre ahora? De la manera más inesperada. Todo comenzó cuando en 2014 un cómico llamado Hannibal Buress bromeó sobre Cosby y lo llamó violador. “Pongan ‘Cosby violador’ en Google, hay más entradas que de Hannibal Buress”, se carcajeó el artista, según Los Angeles Times. El comentario prendió en decenas de mujeres que de forma escalonada fueron contando que el actor había abusado de ellas y cómo se había resuelto o no resuelto el asunto en cada caso. Muchas denuncias eran antiguas, de décadas atrás. Él respondió a las acusaciones y Andrea Constand, que ahora vive en Canadá, reclamó entonces la desclasificación de la declaración de Cosby en su caso alegando que él ya había roto el acuerdo de silencio. Fue clave la desclasificación de los archivos del viejo interrogatorio de Cosby que pidió Associated Press y en la que este admitía haber drogado a mujeres para acostarse con ellas. El caso se reabrió en 2015.

5. Una mujer ante el jurado, pero casi 60 más en el ambiente. Varias decenas de mujeres —cerca de 60, según el recuento de los medios estadounidenses— han acusado a Bill Cosby de haber abusado de ellas —muchas veces, siguiendo el mismo patrón del que Constand o Kelly Johnson le acusan: mediante la incapacitación causada por un barbitúrico— durante décadas pasadas. Ninguno de estos casos, casi todos prescritos, ha llevado a la fiscalía a pedir cargos criminales para él y sentarle ante un tribunal. A Cosby se le juzga solo por la presunta agresión sexual de 2004 contra Andrea Constand, pero las distintas acusaciones corren por los medios desde 2014 y será difícil para el jurado abstraerse de tal acumulación de relatos. Las 12 personas que decidirán el veredicto, siete hombre y cinco mujeres, están aislados en un hotel durante el juicio, tiene prohibido hablar con nadie del mismo ni leer u oír nada al respecto.

Más información