Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tedros Adhanom, el primer africano que dirige la OMS

Los recortes son el reto del nuevo director general de la agencia, que quiere además reformar la respuesta de emergencias

Buscar más fondos. Ante los temidos (y anunciados) recortes de Estados Unidos en sus contribuciones al presupuesto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), su nuevo director general tendrá que encontrar otras vías de financiación. "Cuando hay problemas con los donantes tradicionales, el impacto es grave", reconoció el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, el flamante jefe de la agencia de Naciones Unidas encargada de velar por la salud global, en su primera rueda de prensa tras asumir el cargo.

El primer africano en ocupar el cargo cree que buscar nuevos contribuyentes es la forma de evitar que la disminución de las aportaciones estadounidenses afecte gravemente a los programas de la organización internacional. El presupuesto de la OMS se compone de contribuciones obligatorias de los Estados miembros y de contribuciones voluntarias (públicas y privadas). Pero al final estas últimas representan las tres cuartas partes del total. Y es aquí donde EE UU ha sido tradicionalmente el principal contribuyente, junto con Reino Unido, Canadá, la Fundación Bill & Melinda Gates y la alianza para las vacunas GAVI.

Encontrar dinero es clave para avanzar en una de las áreas que Tedros, exministro de Salud en Etiopía, y su nuevo equipo consideran vital: la reforma del sistema de respuestas de emergencia de la OMS. La imagen de la agencia todavía está marcada por su reacción exagerada ante la pandemia de gripe A en 2009, mientras que la más reciente epidemia de ébola en África occidental (2014-2015), que causó más de 11.000 muertos, fue desatendida en su primera etapa. "Necesitamos un nuevo programa porque hay que estar preparados para cualquier epidemia, en cualquier lugar y momento", apuntó Tedros, que sustituye en el cargo a Margaret Chan.

La prioridad número uno, en cualquier caso, será obviamente caminar hacia el acceso universal a la salud en todo el mundo, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como sostuvo Tedros en un artículo publicado en Planeta Futuro a mediados de este mes.

Más información