Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Este es el primer bebé amamantado en el Parlamento de Australia

La madre de Alia Joy, que se reincorporaba al trabajo tras dos meses de baja, la llevó consigo para abanderar la lucha por "lugares de trabajo flexibles y aptos para la familia"

La senadora Larissa Waters amamanta a su bebé Alia Joy, durante una sesión del Senado de Canberra (Australia).
La senadora Larissa Waters amamanta a su bebé Alia Joy, durante una sesión del Senado de Canberra (Australia). EFE

Alia Joy tiene tan solo dos meses pero se ha convertido en parte de la historia política australiana al ser el primer bebé amamantado en el Parlamento de este país. Su madre, la senadora Larissa Waters, de 40 años, regresó al trabajo en la Cámara alta este martes tras su baja por maternidad y, en un claro mensaje en apoyo a la conciliación y a la lactancia materna, lo ha hecho con su bebé en brazos. 

La senadora por Queensland dio a luz a su segunda hija el 8 de marzo, el Día de la Mujer. En Australia, las bajas maternales pueden ser de hasta un año pero no son remuneradas. Es uno de los cinco países del mundo en los que no está reconocido el derecho universal de los trabajadores a un subsidio por maternidad junto a Estados Unidos, Liberia, Suiza y Papúa Nueva Guinea. Los padres tienen 14 días de permiso. Waters, colíder del Partido Verde de Australia, emocionada por marcar un hito, compartió una foto del momento en su cuenta de Twitter.

El tuit de la senadora, que ya cuenta con más de 3.000 me gusta, va acompañado del mensaje: "Estoy orgullosa de que mi hija Alia sea la primera bebé en ser amamantada en el Parlamento Federal. ¡Necesitamos más mujeres y padres en el Parlamento!". 

En su perfil de Facebook, la senadora amplió el mensaje al agregar que “necesitamos más lugares de trabajo flexibles y aptos para la familia y que el cuidado de los niños esté al alcance de todos”. Entre los comentarios que ha generado, se puede leer: "¡Gracias por compartir esta hermosa imagen y ayudar a normalizar la lactancia materna en nuestra sociedad!". "Eres una leyenda, gracias por ser una mujer tan fuerte y revolucionaria", reza otro.

Waters acudió a la cámara acompañada de su pareja, Jeremy Gates. El papá de Alia trabajaba en una agencia de marketing digital, que ha dejado para ser padre a tiempo completo, según informa Courier Mail. La senadora ha declarado a este diario que probablemente su hija "se comporte mejor que muchas otras personas" en el hemiciclo.

Según informa la cadena australiana Sky News, el legislativo modificó el año pasado su reglamento, que ya permitía amamantar desde 2003, para autorizar a los legisladores a cuidar de sus hijos estando en el Senado o la Cámara de Representantes. Hasta entonces, los niños podían estar en las oficinas o en las zonas públicas, pero no en los hemiciclos. La reforma, con la que se pretendía hacer un Parlamento "family friendly" tras un boom de nacimientos entre los legisladores australianos, fue instigada precisamente por Waters. 

"A veces, es difícil no desanimarse por el sexismo que las mujeres siguen encontrando en los lugares de trabajo, pero vale la pena mirar hacia atrás y ver cuán lejos hemos llegado", ha señalado la colíder del Partido Verde a la agencia AFP. Una senadora verde australiana, Sarah Hanson-Young, fue expulsada del Senado en 2009 por llevar a su hija de dos años, Kora. También le ocurrió en 2003 a Kirstie Marshall, que vio cómo echaban del Parlamento del Estado de Victoria a su hija Charlotte, de tan sólo 11 días, como recuerda la propia Waters. Australia es, no obstante, uno de los 10 mejores países del mundo para ser madre, según Save the Children. 

Visibilizar la lactancia materna en público es un tema candente en muchos países, mientras que la lista de diputadas madres que acuden con sus bebés a las cámaras es año a año más extensa. La eurodiputada danesa Hanne Dahl fue la primera en acudir al Parlamento Europeo con su bebé en 2009. La europarlamentaria italiana Licia Ronzulli recibió el aplauso de sus colegas al ir a votar a la Eurocámara con su hija Vittoria para solidarizarse con "las mujeres que no pueden conciliar" en 2010. En España, Iolanda Pineda, del PSC, llevó a su hijo al pleno del Senado en 2012 y Mónica García acudió a la Asamblea de Madrid con su hija en 2015. Al año siguiente, Carolina Bescansa, diputada de Podemos, fue criticada y elogiada por llevar a su bebé al Congreso.

En Islandia, una parlamentaria de centro derecha, Unnur Brá Konráðsdóttir, acaparó titulares al amamantar a su hija de seis semanas mientras hablaba en la tribuna del ParlamentoEl año pasado, un informe sobre diversidad en la política del Reino Unido recomendó que se considerara permitir la lactancia materna en la Cámara de los Comunes, recuerda la BBC.

La senadora laborista australiana Katy Gallagher ha subrayado que el que el gesto de Waters merece "ser reconocido". "Las mujeres lo han estado haciendo en los Parlamentos de todo el mundo y es genial ver que puede ocurrir ahora en el Senado de Australia", ha contado a Sky News. "Las mujeres van a seguir teniendo bebés y, si quieren hacer su trabajo y cuidar de sus hijos, vamos a tener que compaginar esto".

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información