Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que no sabías sobre como llevar a tu perro en el coche

¿Cómo hacer que viajen seguros todos los miembros de la familia estas vacaciones? Despejamos tus dudas con la ayuda de El Refugio

Así es como no debe viajar tu perro, aunque le encante.
Así es como no debe viajar tu perro, aunque le encante.

Probablemente la mejor manera de que tu compañero con pelos viaje contigo en vacaciones sea el coche, por varios motivos. El primero es que, desgraciadamente, a no ser que sea pequeño, no puede estar a tu lado en el tren o el avión. Del autobús ni hablamos, porque solo se les admite en el departamento de equipajes, a oscuras y entre las maletas. Pero, ¿cómo irte con él de vacaciones con total seguridad? Los datos te sorprenderán. La protectora El Refugio ha producido un vídeo en el que incluye un decálogo con recomendaciones para que todos lleguemos felices a nuestro destino.

¿Qué hago si mi perro es grande? Probablemente no sepas qué es lo más conveniente. Deberás combinar la rejilla divisoria entre el maletero y el asiento trasero con el trasportín colocado de forma transversal al sentido de la marcha. “Es la opción más segura”, dice Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

¿No basta la rejilla separadora? Es verdad que el animal se puede mover libremente dentro del maletero, pero, según ha publicado la Dirección General de Tráfico (DGT) basándose en pruebas de choque frontal a 50 kilómetros por hora realizadas por el RACE, en caso de colisión, nuestro amigo puede sufrir graves lesiones.

¿Puede viajar suelto? No, nunca. “Es la regla de oro”, dice Paunero. Cualquier frenazo o movimiento brusco le puede dañar o dañarnos, así como distraernos y dificultar la conducción, según el RACE, que señala que el animal puede subirse encima del conductor o afectar a los sistemas mecánicos (pedales, cambio de marchas). “El peor escenario posible es el del perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor”, asegura la DGT. En caso de accidente el animal saldría disparado contra el reposacabezas del chófer. Tu perro y tú sufriríais heridas muy graves e incluso mortales

El video con instrucciones para viajar con perros de El Refugio.

¿Y en los asientos delanteros? No, siempre en los traseros y, atención, sujeto con un arnés distinto del que tú crees. “Si el arnés es de un solo enganche, en caso de colisión la anilla podría romperse. Lo óptimo es utilizar uno de doble enganche, y fijarlo a los anclajes de dos cinturones de seguridad”, precisa Paunero. De esta manera, el perro no se desplazaría en caso de choque y no se golpearía con los asientos delanteros.

¿Y si decido llevarle en trasportín? Si a tu colega le gusta echarse siestas dentro de su casita, la manera de llevarle es entre los asientos delanteros y traseros en caso de que sea pequeño- “Nunca lo coloques sobre el asiento, sujetándolo con el cinturón de seguridad, no es seguro”, dice el presidente de El Refugio. En las pruebas de impacto realizadas por el RACE y publicadas por la DGT, se ve que, en caso de choque, “el trasportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes”.

¿Le puedo dar de comer antes del viaje? Mejor que no. “evitarás posibles mareos”, dice Paunero.

¿Algo más? Sí, parad cada poco tiempo para que estireis todos las piernas y para que tu perro beba agua, Y sobre todo, no le dejes nunca solo en el coche. "Evitarás que puedan robártelo, y que su vida corra peligro debido a los golpes de calor", remata el presidente de El Refugio

Más información