Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Caine: “Mis días están contados”

El actor, de 84 años, ha declarado que teme morir de cáncer y admite haber llevado una vida de destrucción

El actor Michael Caine.
El actor Michael Caine. GTRES

Michael Caine, de 84 años, ha confesado en una entrevista a The Sun On Sunday: "Mis días están contados". El actor británico ha desvelado que la muerte es su "preocupación principal". "He tenido que reducir el consumo de alcohol y siempre estoy buscando lo mejor contra el cáncer, así que comeré o haré esto o no". Y añade: "Probablemente me caiga muerto hablando contigo, pero, sabes, he perdido 30 libras [unos 13,5 kilos] solo porque quiero ver crecer a mis nietos".

Caine no toma azúcar, sal ni gluten en las comidas, pero admite que su debilidad sigue siendo comer bacon. En la entrevista, el actor ha elogiado a su esposa Shakira Baksh, de 70 años, por salvarle de su estilo de vida destructivo hace una década. "Sin ella estaría muerto hace mucho tiempo. Solía beber una botella de vodka al día y fumar varios paquetes de cigarrillos. Conocer a Shakira me salvó. Ella me tranquiliza, le cuento todo". Unas declaraciones que no es la primera vez que hace, pues en otra entrevista de hace un año ya aseguró que ha sido su mujer le ha salvado la vida.

Michael Caine y su esposa Shakira.
Michael Caine y su esposa Shakira. GTRES

Michael Caine sobrevivió a la guerra de Corea sin consumir ninguna sustancia. Y, sin embargo, unos años después el estrés le pudo. "La primera vez que estuve en un combate no salí corriendo", cuenta. Estaba seguro de que iba a morir, pero no huyó. Y cuando volvió de la guerra, estaba infectado de malaria cerebral, como el resto de su pelotón. "Entonces no consumí ningún tipo de droga, ¿entiendes lo que estoy diciendo?", explicó hace dos años en otra entrevista.

Su buen humor y su amor por el cine es lo que le mantiene activo después de más de medio siglo de carrera, durante la cual ha ganado dos Oscar y tres Globos de Oro. Sobre su retirada ha dicho: "El negocio cinematográfico tendrá que renunciar a mí, no al revés".