Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Miguel reaparece por sorpresa en una discoteca de Acapulco

El cantante se dejó ver en el puerto mexicano donde bailó y coreó uno de sus grandes éxitos 'La chica del bikini azul'

Luis Miguel Acapulco
Luis Miguel, en un concierto en México en 2013. Cordon Press

No importa cuánto tiempo pase, El Sol siempre brilla en Acapulco. No se trata precisamente del astro del sistema planetario, sino de Luis Miguel, hijo predilecto del Estado de Guerrero, que ha reaparecido en el puerto mexicano mientras bailaba y cantaba en una discoteca.

Para el cantante, de 46 años, las cálidas playas del Pacífico mexicano han simbolizado no solo su época de mayor esplendor —las fiestas privadas que organizaba en su mansión o las noches de juerga en la discoteca Baby`O han dado de qué hablar durante décadas a las revistas del corazón— sino también representan momentos de paz alejado de la polémica que siempre lo persigue. Y una vez más, Acapulco ha sido el sitio elegido por el intérprete de Por debajo de la mesa para irse de fiesta y, de paso, alejarse de la demanda por incumplimiento de contrato que le obliga a entregar su Rolls Royce.

Luismi reapareció la noche del viernes en uno de los balcones privados de la discoteca Believe. Vestido de negro, con el cabello engominado y sonrisa perfecta, El Sol aplaudió, saludó, bailó y cantó uno de sus más grandes y antiguos éxitos La chica del bikini azul.

Sus gestos invitando a los clientes a corear la melodía fueron captados por varios usuarios de Facebook, que no dudaron en compartir el vídeo en el que el buen humor y accesibilidad del cantante quedaron inmortalizados.

La fan page de la discoteca fue la primera en hacerse eco de la visita de Luis Miguel. “Gracias por hacer de esta noche una noche fantástica. BIENVENIDO @LMXL”, dice el mensaje que acompaña a una imagen del ídolo sonriendo junto a sus amigos. La fotografía tiene más de 1.000 reacciones y en algunos de los comentarios los usuarios han publicado fotos de ellos junto al intérprete.

Los últimos dos años no han sido nada buenos para el artista. Luis Miguel canceló una serie de conciertos en Estados Unidos y México; le falló a Alejandro Fernández, ambos tenían planeado emprender una gira en 2016, pero Luismi incapaz de aguantar 20 minutos sobre el escenario terminó cancelando la que hubiera sido la gira del siglo para sus seguidores; y más recientemente, ha perdido un juicio por incumplimiento de contrato con el que fue su mánager William Brockhaus en Los Ángeles, caso por el que ahora la juez Virginia Phillips ha decidido embargar su lujoso coche.

Pero parece que a pesar de todo El Sol vuelve a brillar y ha dejado atrás el hermetismo que siempre lo ha caracterizado. Hace unas semanas se dejó fotografiar junto a unas fans en Las Vegas y ya no se oculta tras la oscuridad de los clubs nocturnos. Todo apunta a que su propósito por remontar con "la luz cenital", como dice su canción, su imagen ha comenzado a surtir efecto.

Más información