Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva vida para Obama: una fundación y escribir un libro

El expresidente y su mujer abren oficina y están ya instalados en su residencia de un lujoso barrio de Washington

Barack y Michelle Obama, en una de sus últimas imágenes compartidas desde la Casa Blanca.

Aunque las imágenes del expresidente sorteando las olas caribeñas se difundieron este martes, Barack y Michelle Obama ya han vuelto a Washington tras dos semanas de vacaciones en California y las Islas Vírgenes Británicas. El expresidente de EE UU, según ha anunciado su propio equipo de prensa, dedicará los primeros meses de su nueva etapa a escribir un libro y crear una fundación.

La diversión se le ha acabado. Tras un fin de semana en Palm Springs con sus hijas, la pareja Obama se trasladó al Caribe, donde pasó unos días de playa en la casa del multimillonario Richard Branson. Según escribió, el expresidente y él también practicaron varios deportes acuáticos, como el kitesurf, e incluso compitieron por ver quién lo hacía mejor. Finalmente, “tuve que quitarme el sombrero ante él y celebrar su victoria”, admite el magnate.

Barack Obama practicando deporte en el agua.
Barack Obama practicando deporte en el agua.

Ahora los Obama, como ya anunciaron el pasado mes de marzo, se han instalado en Washington para que su hija menor, Sasha, de 15 años, acabe sus dos últimos años de colegio. Vivirán en el lujoso barrio de Kalorama, no lejos del centro urbano, donde han alquilado una casa de nueve habitaciones en una calle tranquila. Entre sus vecinos hay varios embajadores, como el francés, pero también otra familia que llega nueva a la zona: Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense Donald Trump, residirá a pocas calles con su marido Jared Kushner, asesor del presidente, y sus tres hijos.

Durante los próximos meses, el expresidente ocupará una oficina en el edificio del World Wildlife Fund, la organización mundial para la preservación del medioambiente. Desde ahí trabajará para construir y desarrollar la Fundación Obama que se centrará en algunos de los asuntos más importantes para el expresidente, como la lucha contra el cambio climático o la cobertura sanitaria en Estados Unidos. También se encargará de supervisar la construcción de la biblioteca y centro presidencial en Chicago, su ciudad natal.

En paralelo, Obama, desde joven un amante de los libros, quiere escribir su tercera obra. Aunque es una práctica habitual para los expresidentes estadounidenses, él tiene una estrecha relación con la literatura que, según confesó durante su presidencia, es una de sus principales fuentes de sabiduría.

Para suplir el tiempo libre que ahora tendrán, se espera que la ex primera familia interactúe más con Washington. Esto incluirá visitas a menudo a los restaurantes del que dispone la capital, entre los que se encuentran los restaurantes del chef español José Andrés, de los que han sido clientes frecuentes en los últimos años. El expresidente también continuará con su hobby principal: el golf. Además, han puesto en marcha la nueva oficina que coordinará sus actividades tras dejar la Casa Blanca y su web, la dirección es barackobama.com, pero la página deja claro que es un proyecto de ambos: “La oficina de Barack y Michelle Obama”. El mensaje de bienvenida es un "nosotros también os queremos", que parece responder a los millones de ciudadanos que han expresado en manifestaciones y redes sociales cuánto les echan de menos. La página web, de diseño sencillo, contiene una presentación, con las biografías de la pareja, y tres formularios: para periodistas, para quienes deseen solicitar que hablen en un evento y para quienes deseen mandarles un mensaje.

También se espera que Barack y Michelle continúen su tradición de participar en actividades de voluntariado con organizaciones de la ciudad que asisten a las comunidades más pobres.