Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Premio’ a la pornografía de la pobreza

Una ONG noruega destaca los mejores y peores vídeos de campañas humanitarias en 2016

Un fotograma del vídeo premiado con el galardón 'Radiador Oxidado 2016'.
Un fotograma del vídeo premiado con el galardón 'Radiador Oxidado 2016'.

"Este vídeo es un epítome de la 'pornografía de la pobreza', ya que se centra únicamente en las vidas desnudas de los niños que sufren y utliza sus cuerpos como fetiche (por ejemplo, sus barrigas hinchadas por la hambruna). Presenta a la gente del Sur global como incapaz de superar su sufrimiento sin ayuda del exterior". Este es el veredicto del jurado que le ha valido a la sección holandesa de la ONG Save The Children el premio Rusty Radiator (Radiador Oxidado) 2016.

Cada año desde 2012, la ONG noruega SAIH otorga ese galardón al vídeo de captación de fondos para actividades benéficas o de caridad que haga un peor uso de los estereotipos y sea a juicio del jurado injusto con las personas que aparecen o con los temas que se tratan. El objetivo es denunciar estas prácticas, que consideran que empobrecen el debate y son contraproducentes cuando "oscurecen las causas reales de la pobreza".

El vídeo más 'oxidado' de este año habla de malnutrición y presenta a un niño, de nombre Jon, mirando a cámara con una respiración acompasada y se regodea en la tripa hinchada por la falta de alimento. "Con tu ayuda podemos dar a los niños comida más nutritiva para que se recuperen pronto, o mejor aún, para que no enfermen. Más aún, podemos llevarles el conocimiento para que puedan obtener suficiente comida por sí mismos", reza la campaña.

Pero la organización noruega, que es un fondo de ayuda internacional de estudiantes y académicos, también premia las buenas prácticas a la hora de conseguir financiación para proyectos humanitarios. El Radiador Dorado se entrega a los anuncios debidamente matizados, creativos y cautivadores que rehúyen los estereotipos y aún así generan un impacto positivo. El premio de esta edición ha ido a parar a la campaña ¿Qué aprenden realmente las chicas en el colegio? Aprende sin miedo, de Plan International Reino Unido. El jurado ha valorado que el vídeo destaca un problema mundial y pone de manifiesto la enorme brecha que existe entre el mundo ideal que muchos occidentales tienen en la cabeza y la verdadera realidad.

La producción presenta los problemas que tres chicas de tres países distintos tienen que afrontar en su ambiente de estudio por el mero hecho de serlo. Una joven occidental sufre las burlas de sus compañeros, que comparten por el móvil imágenes de su cuerpo. Otra, en un país asiático en desarrollo se ve acosada por jóvenes mientras camina sola hacia la escuela. Finalmente, las imágenes sugieren que una joven de un país africano es asaltada por un chico cuando entra al baño de la escuela.

Los ejemplos positivos, según el criterio de SAIH, deben evitar representar solo un lado de las historias, y mostrar que los grupos a los que se pretende ayudar son y deben ser parte de la solución a sus problemas, evitando la imagen del "héroe blanco". Además, pese a estar orientados a la recaudación, se pide que rehuyan para ello explotar el sufrimiento de personas, y que estas sean retratadas con dignidad, mostrando su potencial. También se valora que no se dirijan al sentimiento de culpa de los posibles donantes por estar desconectados de ciertas realidades sino precisamente a conectarles con ellas para despertar la solidaridad. Por último, se pide que expliquen las causas subyacentes a los problemas que se quiere combatir, en lugar de limitarse a dar soluciones fáciles y baratas a cuestiones globales complejas.

El finalista en positivo al Radiador Dorado ha sido este spot de Amnistía Internacional Polonia sobre refugiados:

Y el finalista en negativo al Radiador Oxidado, este anuncio de World Vision Australia. El veredicto critica que muestre a los niños como meros objetos, pasivos e inútiles, y sugiera que su sufrimiento se solucionaría fácilmente con donaciones desde Occidente:

El anuncio 'Love to a positive live', de la agrupación contra el sida AidsAlliance, se ha llevado el bronce por mostrar el efecto positivo que los propios enfermos pueden jugar en la lucha contra el VIH:

El tercer peor vídeo del año, de Compassion International, sugiere que el futuro de los niños depende única y exclusivamente de que reciban ayuda de un donante, independientemente de lo que hagan:

Además de por estos galardones, SAIH se ha distinguido por lanzar sus propias campañas en las que a través de la crítica y el humor ácido plantea el debate sobre la forma en la que los medios de comunicación occidentales retratan la realidad de los países en desarrollo. Una de ellas, en 2012, fue la que dio nombre a los premios. Simulando las campañas de captación de fondos para África, el anuncio pedía a los africanos fondos para llevar calor y luz a los noruegos, y enviar radiadores para protegerlos del frío. Los tópicos y el tono paternalista afloraban en toda la grabación.

También ofrecen oportunidad de que académicos y estudiantes perseguidos en sus lugares de origen continúen con su labor en Noruega y apoya a organizaciones de ocho países de África, América Latina y Asia en proyectos educativos de desarrollo.

Más información