Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Pedroche como nunca la has visto: "No podrán conmigo"

A nadie se le han atribuido tantos arquetipos y nadie los ha roto tan rápidamente. Con ustedes, la obsesión nacional hablando claro y alto

Cristina Pedroche
Cristina Pedroche posa para ICON con una sortija Morellato.

“No podrán conmigo”. Lo dice con voz relajada, pero lo acompaña juntando los labios y apretando con fuerza el puño derecho. El navío Cristina Pedroche (Madrid, 1988) navega con las velas desplegadas. Ella tiene la adictiva costumbre de provocar sensaciones al pueblo, de crear debates, de generar indignación entre algunos, fidelidad en otros. Dice encontrarse un poco superada y admite momentos de zozobra, aunque enseguida reacciona: “Pero así soy yo, y soy feliz”. Solo concede un matiz: “Si mi madre me dice: ‘Hija, tenemos que hablar, porque no me gusta que digas eso’, entonces no lo volveré a decir. Porque a mis padres, siempre un respeto”. Caballo desbocado, visceral, guapa, ingobernable, apasionada, del Rayo, a borbotones, atractiva, de barrio, sin filtros. Lleva seis años en programas de televisión: Sé lo que hicisteis..., Zapeando, las campanadas de Nochevieja (y ese debate nacional: su vestido), Pekín express… Ella, de Vallecas, que se licenció en Turismo y Administración y Dirección de Empresas y que se casó hace siete meses con el chef punk Dabiz (sí, se ha rebautizado sustituyendo la 'd' por la 'z') Muñoz. Pero entre todo este huracán, Pedroche asoman grietas que indican una vulnerabilidad trémula.

¿Cuál es su primer recuerdo de Vallecas? En la calle, jugando con mis primos. Yo soy hija única, pero tengo una prima a la que saco solo cuatro meses. Nos hemos criado juntas. Somos como hermanas. Nunca he sentido la necesidad de tener un hermano. Mis padres no quisieron más hijos porque yo de pequeña comía muy mal.

Yo me fijo más en el cuerpo femenino que en el masculino. Digo constantemente: 'Joé, qué cuerpazo tiene esa chica'. Me gustan mucho los cuerpos de chicas de gimnasio, que estén definidos

¿Tan grave era? Sí, sí. Apenas comía. Me daban tortilla francesa y me dejaba el trozo en la boca. Me iba a la cama y me levantaba todavía con el trozo en la boca. Así era yo.

¿Qué pósters tenía en su cuarto? Tenía la bandera del Rayo. Y pósters de cantantes: Nick Carter, de Backstreet Boys, y Mark Owen, de Take That. Es que soy muy ñoña. Desde pequeñísima escuchaba a Camela. Yo creo que mi personalidad ñoña, romántica y empalagosa es por las letras de Camela.

Vaya, eso sí que es tener fe ciega en algo. Total. Con frases como [canturrea]: “Sueño contigo / sin tu cariño no me habría enamorado / soñaremos juntos estrellas de mil colores…”.

¿Ha llegado a conocer a Camela? Cuando entré en Sé lo que hicisteis... tenía 21 años. Me mandaron a cubrir un evento con la presencia de Camela. Y estaba nerviosísima. Decía: “Madre mía, los voy a conocer”. Cuando aparecieron, Dioni [el cantante] me llamó: “¡Cristina!”. ¡Me conocía porque era muy fan del programa! No me lo podía creer. Dioni ahora es como si fuera de la familia. Cuando mi abuela estaba tan malita venía a verla. Tiene un corazón que no le cabe.

ampliar foto
"Soy muy rara. Antes de estar con Dabiz estuve tres años muy, muy sola".

¿Estaba muy unida a su abuela? Mucho. Se murió hace casi dos años. La echo de menos siempre. Me da mucha pena que mi abuela no haya conocido a Dabiz. Me duele mucho. Pienso que ella se fue y me puso a Dabiz. Es como: “Me voy, pero te compenso un poco”.

¿Sigue en el paro su padre? Sí. Hicieron un ERE y le echaron. Tiene 55 años. Conducía una furgoneta repartiendo flores. Y ahora, ¿adónde va a ir?

¿Están pasando sus padres por apuros económicos? Gracias a Dios estamos en una situación económica buena. Además, ellos no tienen hipoteca. Les vale con lo que gana mi madre, que es limpiadora en un colegio: 800 euros al mes. Ella solo quiere ahorrar por lo que me pueda pasar a mí. Y mira que yo, gracias a Dios, estoy teniendo una buena racha desde que entré en televisión, con un buen sueldo. Vivo independizada desde hace cuatro años. Y ella me sigue haciendo la compra. Con su dinero. Me lo paga todo. Si necesito un desodorante, ella me lo compra. Mi madre es la mejor.

Yo soy mujer y he sufrido muchas veces el machismo. Entonces, ¿me están diciendo que yo digo que eso es una mierda? No, perdona. Lo que estoy diciendo es que nos olvidemos ya de esto. Y por fin luchemos todos

¿Cuánto lloró viendo cómo su Rayo bajaba a Segunda? El final de Liga ha sido muy triste. Entiendo que el Rayo bajó hace tiempo, cuando se dejó puntos que eran clave. El único mensaje que me lanzo es: cada día es uno menos para lograr el ascenso. El Rayo es mucho más que unos jugadores, unos directivos o unos entrenadores. El Rayo es la afición. Y de verdad que estoy muy orgullosa de ser del Rayo, de llevarlo siempre a todos los sitios y de tener el corazón dividido por una franja roja.

Hablemos de política. Entonces, en qué quedamos: ¿le caen o no le caen mal los votantes del PP? Me han dado mucha caña por meterme con el PP. Pero solo me metí con los dirigentes. Con los votantes, no: que cada uno vote a quien le dé la gana. Quiero entender que los siete millones de votantes del PP tienen buen corazón y es gente que quiere que este partido se siga haciendo cargo de la política, pero que corrija las cosas malas que ha hecho. Quiero pensar eso.

¿Le parece sexy algún político español? ¿Igual Pedro Sánchez? No me parece sexy ninguno de los cabecillas políticos españoles. Ni Pedro Sánchez. A mí no me lo parece. Para nada. Y por supuesto, ni Rajoy ni Pablo Iglesias. No me gusta ninguno.

¿Qué es para usted un hombre sexy? El que me hace reír. Sí, un tío gracioso. De Dabiz me gusta mucho su boca: esos dientecitos, así, separados, me vuelven loquísima. Y su mirada desafiante. Me gustan los tíos que tienen carácter. Un hombre con carácter me parece un tío sexy.

No es una cuestión de dependencia [de Daviz Muñoz, su marido]... Estamos muy empalagosos, en una nube... Al que no le guste, pues que no le guste”

¿Y una chica? Hay millones. De hecho, yo me fijo más en el cuerpo femenino que en el masculino. Digo constantemente: “Joé, qué cuerpazo tiene esa chica”. Me gustan mucho los cuerpos de chicas de gimnasio, que estén definidos. Y ahora que llega el verano me fijo mucho en las piernas de las chicas: si tienen el cuádriceps bien hecho, el femoral. En el fondo me da envidia, porque quiero que se me note el femoral. Tías guapas hay muchas. Pero para mí la top es Irina Shayk. Es que es de otro planeta. La he entrevistado varias veces y es mucho más guapa en persona que en las fotos.

Permítame la curiosidad: ¿se ha acostado con alguna mujer? No, ni aunque fuese supersexy. Es que solo me gusta mi marido.

¿Tiene dependencia de él, como dicen algunos? No es una cuestión de dependencia. Es una cuestión de ganas. Me muero de ganas por estar con él. Pero es que a él le pasa lo mismo. Nos morimos de ganas por vernos. Estoy en un momento en el que lo quiero todo con Dabiz. Esto no quiere decir que no tenga a mis amigos, mi familia y mis momentos para estar sola. Ahora mismo me siento completa. Dabiz no es que solo sea mi marido, es mi mejor amigo, mi gran apoyo, la persona con la que más me río. Estamos muy empalagosos, en una nube. Tenemos nuestros códigos y no tenemos que dar explicaciones a nadie. Cuando hablo de amor al único que quiero gustar es a mi marido. Al que no le guste, pues que no le guste.

¿No es su actitud un poco ingenua, cuando dice que va a estar toda la vida con él? Puede haber imprevistos, terceras personas… Me he casado convencida de que será para toda la vida, por supuesto.

Pero usted es consciente de que esa pasión puede enfriarse. Llevamos un año y medio y sé que no se va a acabar. Yo voy a luchar porque sea así todo el rato y sé que él también. Yo no me voy a meter en cómo viven su relación los demás. Hay parejas que salen de fiesta separados, o se va uno a un sitio de vacaciones y otro a otro. Yo eso en mi relación no lo veo.

ampliar foto
"Dabiz no es que solo sea mi marido, es mi mejor amigo, mi gran apoyo, la persona con la que más me río. Estamos muy empalagosos, en una nube"

¿Le perdonaría una infidelidad? No, jamás.

Permítame otra curiosidad: ¿nunca ha tenido un rollo de una sola noche? Soy muy rara. Antes de estar con Dabiz estuve tres años muy, muy sola. Mis amigos me decían: “Ahora disfruta, haz lo que te dé la gana”. Pero me da mucha pereza entregarme a alguien así como así. Prefiero estar en mi casa, ver el fútbol, leer, ver pelis…

¿No le gusta salir de fiesta? No soy nada fiestera. Desde los 18 he trabajado mucho tiempo de camarera por la noche y creo que con eso ya he tenido suficiente. Salía una vez cada dos meses porque me obligaban mis amigos. Me he emborrachado cuando era más pequeña, con 17. Pero ya hace mucho que no. Bueno, ahora algunos domingos y lunes [ríe]. Dabiz y yo nos hemos aficionado al champán. Antes de conocernos nunca bebíamos. Yo salía de fiesta y tomaba Aquarius. Ahora me bebo dos copas de champán y ya estoy eeeeeh.

También le criticaron por ser poco sensible con el feminismo. Eso me pareció fatal. Yo soy mujer y he sufrido muchas veces el machismo. Entonces, ¿me están diciendo que yo digo que eso es una mierda? No, perdona. Lo que estoy diciendo es que nos olvidemos ya de esto. Y por fin luchemos todos. No mujeres y hombres, otra vez haciendo la diferencia. Seamos todos iguales y luchemos para que así sea. Yo soy la primera que se pone un vestido en Nochevieja como me da la gana y no quiero que me digan si es machista. Me pongo lo que yo quiero. Quiero libertad para las personas. Luchemos por tener una sociedad limpia.

¿Por qué la gente le da tanta importancia a sus declaraciones? No lo entiendo. Entiendo que gusto porque soy normal y digo las cosas sin filtro. Y si me preguntan si me gusta el tanga muy fino, como hicieron en El hormiguero… El 90% de las mujeres hubiera dicho: “Ay, qué pregunta”. Yo respondo. Eso gusta.

¿Cómo se sentiría plenamente realizada con su trabajo? Tengo 27 años, llevo seis haciendo de todo y quiero más. Yo quiero más todo el rato. Y quiero ser capaz de presentar un programa con un escenario gigante. Me gustaría un programa de humor, entretenimiento, un concurso. Como el late night de Jimmy Fallon. O lo que hace Patxi Alonso en Atrápame si puedes, de la ETB. Me río mucho con ese programa. Me gustaría algo así. O un programa como La voz, donde la gente vaya a luchar por sus sueños y tú les estés ayudando. Eso sí, ojalá renovemos Pekín express. No hay ningún programa como ese.

La presentadora acostada en una cama de El Corte Inglés con sábanas blancas de algodón de 400 hilos Los Encajeros y sábana gris de hilo tintado Zara Home. ampliar foto
La presentadora acostada en una cama de El Corte Inglés con sábanas blancas de algodón de 400 hilos Los Encajeros y sábana gris de hilo tintado Zara Home.

Usted empezó con 21 años en Sé lo que hicisteis… sin ninguna experiencia previa. ¿Cómo gestionó esa responsabilidad? No sabía muy bien dónde me metía. Solo sabía que tenía muchas ganas de aprender. Era una chica muy ilusionada que quería comerse el mundo. Como ahora, pero con seis años menos. Y la verdad es que no podía haber empezado en mejor sitio, rodeada de tantos profesionales.

¿Quiere ser madre? Antes tenía ganas de ser madre joven, pero ahora ya no tengo tanta prisa. Quiero viajar mucho y conocer muchas cosas. Si es que soy muy joven, puedo esperar tres o cuatro años.

Aclare la polémica: ¿querrá más a su marido que a su hijo? Si me pregunta ahora le diré que no creo que quiera a ningún ser humano más que a Dabiz. Cuando tenga a mi hijo, ya veremos. Supongo que son amores distintos. Hay madres que dicen que quieren más a sus hijos que a sus parejas. Pues me parece bien. Yo no me meto con la gente igual que no quiero que se metan conmigo. Vivo en una telenovela de amor y pasión con Dabiz. Es que yo soy muy feliz. Y ya está. No podrán conmigo.

Realización: Josie. Maquillaje: Carolina Moreno. Peluquería: Óscar Lozano. Asistente de fotografía: Borja Lorenzo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información