Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un análisis de orina para diagnosticar la malaria

El nuevo método reducirá los costes de la prueba

Un nuevo test permitirá averigüar si un paciente tiene malaria analizando la orina en vez de la sangre, como se había hecho hasta ahora. Este nuevo método reducirá los costes de la prueba y se podrá utilizar en zonas remotas donde no existen laboratorios para analizar muestras de sangre.

El test está indicado para utilizar con personas que presenten los síntomas característicos del paludismo, como fiebre alta. La prueba, llamada Urina Malaria Test y desarrollada por Fyodor Biotechonologies Corporation y la Universidad John Hopkins de Baltimore (Maryland, Estados Unidos), incorpora una nueva tecnología de tira reactiva que permite realizar un diagnóstico rápido y ofrece ventajas significativas sobre la microscopía, ya que no es necesario acudir a un laboratorio para analizar la muestra. 

El test detecta las proteínas de Plasmodium eliminadas en la orina por el paciente y puede ser realizado e interpretado por personas con poca o ninguna formación. Para llevarla a cabo, tan solo hay que depositar la tira reactiva en un recipiente limpio con un mínimo de cinco gotas de orina, dejar que esta absorba el líquido durante un par de minutos, y dejarla a temperatura ambiente durante otros 20 minutos. Si pasado este tiempo aparecen dos líneas en la tira, la prueba es positiva; si aparece una línea, la prueba es negativa.

400.000 muertes en 2015

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en un informe publicado el 25 de abril, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Malaria, de que casi la mitad de la población está en riesgo de padecer esta enfermedad. En 2015 se produjeron 214 millones de nuevos casos y más de 400.000 muertes a pesar de que el año pasado todos los países de la Región Europea de la OMS registraron cero casos autóctonos de malaria, al igual que ocurrió en 2014 en otros países como Argentina, Costa Rica, Irak, Marruecos, Omán, Paraguay, Sri Lanka y los Emiratos Árabes Unidos.

Además, el organismo estima que 21 países ya están en condiciones de erradicar la enfermedad, de los cuales seis son de África, continente donde hay una mayor carga de esta enfermedad. Del mismo modo, desde el año 2000 las tasas de mortalidad han disminuido a nivel mundial un 60% y, en los países africanos un 66% entre todos los grupos de edad y un 71% entre los menores de cinco años.

Más información