Selecciona Edición
Iniciar sesión
INNOVACIÓN

Un concurso casi sin reglas para mentes innovadoras

La Fundación Cotec financiará con hasta 40.000 euros proyectos que aporten innovaciones para mejorar la educación rural o combatan el abandono escolar

Una nueva tecnología para comunicarse, una manera diferente de organizar las aulas o incluso un nuevo movimiento religioso. Todas estas novedades podrían incluirse en la definición de innovación que propone la Fundación Cotec: un cambio (no solo tecnológico), basado en conocimiento (no solo científico), que genera valor (no solo económico). Esta institución ha lanzado hoy una peculiar convocatoria para financiar proyectos que identifiquen, analicen o aborden retos asociados a la innovación, centrándose en particular en la educación o la economía.

“Muchas buenas ideas se quedan sin financiación porque no encuentran encaje en las convocatorias habituales. La realidad desborda los esquemas clásicos”, ha explicado Jorge Barrero, director general de Cotec. A este concurso se podrá presentar cualquier persona, incluso menores de edad y se financiarán desde proyectos de investigación hasta metodologías u obras literarias.

Aunque la flexibilidad de la convocatoria es amplia, se priorizarán seis líneas, tres en educación y tres en economía. En primer lugar, se premiarán proyectos que planteen cambios en la educación para enseñar a innovar, diseñando entornos que favorezcan esta actividad, impulsando el desarrollo de la creatividad o fomentando las competencias necesarias para innovar. El segundo aspecto priorizado será la innovación contra el fracaso escolar y el abandono educativo temprano. Y por último, Cotec busca proyectos que mejoren la educación y la innovación en el medio rural.

Muchas buenas ideas se quedan sin financiación porque no encuentran encaje en las convocatorias habituales. La realidad desborda los esquemas clásicos

En el apartado económico, interesan especialmente las herramientas que ayuden a medir la innovación no tecnológica. Barrero ha ejemplificado lo que esto significa a través de Ferrán Adriá, un cocinero que revolucionó la cocina con su mente innovadora sin necesidad de un doctorado o de aportaciones medibles con los criterios convencionales. También se buscan formas de evaluar activos intangibles como la propiedad intelectual o el capital relacional. Y por último, interesan especialmente estudios y propuestas para entender el efecto de la innovación sobre el empleo y ayudar a que los cambios garanticen un equilibrio entre el desarrollo social y económico.

“Nos estamos atreviendo a hacer algo y no sabemos muy bien dónde nos metemos”, ha afirmado el director de Cotec, que ha afirmado que “la propia convocatoria es un mensaje en sí misma”. En total, la institución pretende dedicar 150.000 euros como mínimo a financiar proyectos, con un máximo de 40.000 euros para cada uno. Si la convocatoria es muy exitosa, el máximo se podría acercar a los 300.000 euros y además, Barrero señala que si ellos no tienen dinero para financiar una idea ayudarán a sus impulsores a “encontrar financiación para sacarla adelante”. “Queremos escuchar a la gente que tiene ideas para cambiar las cosas”, ha concluido.

Más información