Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Madrid se viste por los pies: así han sido los desfiles de MFShow Men

La pasarela más apegada a la realidad del mercado dice que, por suerte, el invierno que viene realidad no es igual a aburrimiento

¿Cómo hacer que una firma consolidada atraiga la atención de los fotógrafos sin olvidarse de su público de siempre? El desfile que Emidio Tucci presentó en la edición de MFShow Men (Madrid), que se celebró el pasado fin de semana, ofrecía una buena respuesta a esta pregunta: con sutileza, ideas claras y un sabio equilibrio entre clásicos actualizados y juegos conceptuales idóneos para las cámaras. Las piezas de esmoquin en neopreno y costuras a la vista, o los largos abrigos de pelo que evocaban un espíritu más cerca del planeta helado de Barbarella que de las lujosas estaciones invernales de décadas pasadas pertenecían a esta última categoría. Sin embargo, bajo ellos latía una sastrería de pulso firme y cortes limpios, decantada hacia la monocromía (en blanco, gris o negro) y el coqueteo con materiales técnicos de procedencia montañera.

Para no dejar lugar a dudas sobre su inspiración, la nieve flanqueaba el camino que recorrían los modelos en la carpa instalada en la madrileña Plaza de Colón. En ella han tenido lugar todos los desfiles de esta edición de la pasarela madrileña dedicada a la moda masculina del próximo invierno, con la única excepción de Tenkey, la firma de Organización Gómez de Zamora (empresa que distribuye en nuestro país marcas como Barbour o Gant), que eligió un gimnasio para presentar una colección de moda masculina con toques atléticos e inspiración vintage. Con un formato poco habitual, más cerca del espectáculo teatral que del desfile tradicional, la colección de Tenkey abre nuevos caminos para la firma madrileña, que en esta ocasión ha dado tanta importancia al punto o a las prendas deportivas como a la sastrería.

Emidio Tucci y su 'look' blanco polar (gafas de ventisca y marca de moreno incluidas).

Precisamente fue la sastrería el núcleo en torno al que orbitaron la mayor parte de los desfiles presentados por las firmas españolas que han participado en esta edición de MFShow Men. García Madrid, un clásico reciente de la escena capitalina, traía en esta ocasión una propuesta de inspiración ecológica y natural: tonos tierra, estampados orgánicos, textiles reciclados, cortes experimentales y también una importante yuxtaposición de tejidos, texturas y colores, un recurso ya familiar para los cada vez más asiduos clientes de sus tiendas de Madrid y Santiago de Chile.

También impecable mediáticamente fue el desfile de X Adnan, que introdujo prendas de inspiración bereber –largas túnicas, piezas de lino y algodón, estampados étnicos– en una atmósfera más distópica de lo habitual en la pasarela madrileña: modelos que bailaban, escenografía y una sana dosis de desconcierto. A su vez, las prendas alpinas de Altona Dock planteaban una visión colorista, deportiva y retro del próximo invierno, con detalles cromáticos que aportaron una dosis de colorido eléctrico a una pasarela dominada por los tonos apagados o neutros.

La colección O/I 16 de Tenkey está entre lo 'mod' y el buen chico

En una clave más clásica se ubican las colecciones presentadas por Lucas Balboa, Protocolo y Lester. El primero, mediante un auténtico ejercicio de nostalgia vintage, cortes ceñidos y tejidos alusivos a la mejor tradición británica. El segundo, mediante una reivindicación de un sector tan ausente de las páginas de moda como la moda nupcial masculina. La firma Lester, que se estrenaba en MfShow, lo hizo con una colección de tonos pardos y prendas cotidianas de consumo inmediato y larga duración en el guardarropa.

Este rasgo –la vocación realista de prendas, ideas y colecciones– es desde hace años el mayor argumento de MFShow, que siempre ha incluido en su programación firmas especializadas que llevaban a la pasarela propuestas globales a partir de un producto muy concreto. En esta ocasión no ha estado la ropa interior de Jockey ni las corbatas de Soloio, pero sí las prendas de algodón ecofriendly de Thinking Mu y las prendas interiores y domésticas de Fox Haus (un nombre a vigilar). La moda como negocio real y como sector económico realista se basa también en proyectos como estos, y siempre es sano que una plataforma mediática como MFShow lo refleje.

 

Más información