Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dieter Rams y el diseño a favor de la gente

Dieter Rams y el diseño a favor de la gente

 

Dieter Rams fue durante 25 años el alma de la empresa Braun. Logró hacer productos que escaparon el concepto de temporada y pasaron a definir la cara de muchas cocinas y cuartos de baño. Dejó también un referente ineludible en el diseño con el que empresas de hoy, como Apple, tienen una deuda. En 2008 recogió sus ideas en diez principios, un decálogo que sirve para hablar de algo más que de diseño.

El buen diseño es innovador: Es difícil agotar las posibilidades de innovación en el diseño. La tecnología permite innovar constantemente.

El buen diseño es útil: El objetivo principal de un producto es su utilidad. Secundariamente se pueden atender razones psicológicas y estéticas.

El buen diseño es estético: Lo que está bien hecho es hermoso.

El buen diseño permite entender el producto. Simplifica su estructura y lo lleva a expresar claramente su función, apelando a la intuición del usuario.

El buen diseño es honesto. Ni intenta falsificar el valor o la innovación del producto ni trata de manipular al consumidor mediante promesas de una utilidad inexistente o hiperbólica.

El buen diseño es discreto. La sobriedad y la neutralidad facilitan la convivencia.

El buen diseño dura. Frente a las modas pasajeras, el buen diseño permanece. Es atemporal.

El buen diseño es coherente. Los detalles explican el cuidado del diseñador y su consideración con el consumidor. Los errores, por diminutos que sean, son faltas de respeto.

El buen diseño respeta el medio ambiente. Conserva recursos y minimiza la contaminación no sólo ambiental sino también visual de nuestro entorno.

El buen diseño elige la mínima expresión. Menos, pero mejor ejecutado. El buen diseño no se separa de lo esencial.

Comentarios

Estas son las reglas que el primer día de la carrera de industriales en la Universidad nos deberían de "grabar a fuego". Esto te lo cuentan cuando terminas. Una pena no haber estudiado más historia del diseño en formato serio, es una necesidad que se obvia y que muchos añoramos.... Un saludo