Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Husein, el príncipe tecnológico

El hijo de Abdalá y Rania de Jordania tiene su propio canal de YouTube

Hijo de Rania de Jordania
El príncipe Husein, con sus padres los reyes de Jordania. AFP

Si la educación de los jóvenes resulta más cada vez más complicada, imagínense preparar al heredero al trono de un país situado en un avispero geopolítico. Aún así el peso de la responsabilidad que le espera no parece desalentar al príncipe Husein, el mayor de los hijos de Abdalá II de Jordania y la reina Rania. A sus 20 años, estudia política internacional en la universidad de Georgetown (EEUU), es un apasionado de los deportes y empieza a tener compromisos institucionales. Además, como cualquier muchacho de su edad, tampoco descuida las redes sociales.

Claro que un príncipe tiene que ser especialmente cuidadoso con su actividad en la red. Husein Bin Abdalá utiliza su canal de YouTube y su perfil en Instagram (@alhusseinbinabdullahii) para difundir sus inquietudes y una incipiente agenda oficial. Ha tenido una buena maestra en esas lides, ya que su madre fue una pionera en el uso de las redes sociales entre los miembros de las casas reales de todo el mundo.

En las fotos aparece saltando en paracaídas, jugando al fútbol, rezando, en actos oficiales, con miembros de su familia y durante su formación como militar, un aspecto que su padre considera esencial. A pesar de que ninguna de las imágenes le muestra en moto, se sabe que las dos ruedas son una de sus grandes pasiones. Según la biografía oficial, entre sus hobbies también se halla la lectura y además de hablar árabe e inglés, se defiende en francés y hebreo. Este último es el idioma de Israel, el vecino con el que Jordania es uno de los pocos países árabes que mantiene relaciones.

Husein, que nació en Ammán, la capital jordana, el 28 de junio de 1994, recibió ese nombre por su abuelo, el entonces rey Husein. En aquel momento, nada hacía presagiar su destino, ya que el heredero al trono era el príncipe Hasan, un tío de su padre. Pero cuando el monarca se encontraba en el lecho de muerte, en febrero de 1999, cambió de opinión y designó a Abdalá para sucederle con el compromiso de que nombrara heredero al príncipe Hamza, el último de los hijos que Husein había tenido con la reina Nur. Aún habrían de pasar diez años antes de que el nuevo rey confiriera ese título a su primogénito.

En las felicitaciones de Navidad que sus padres enviaban por entonces, el príncipe se muestra tímido, casi retraído detrás de sus gafas. Hoy, sin embargo, se ha convertido en un codiciado soltero, que intercala los trajes y el tocado jordano con atuendos más juveniles y una barba muy a la moda. De hecho, alguien ha creado una página en Facebook con el título Me gusta el príncipe Husein Bin Abdalá de Jordania (en inglés). Aunque todavía no tiene los 155.000 seguidores de su cuenta de Instagram, ya ha superado los dos mil “me gusta”. O sea, que candidatas no le faltan.

Más información