Selecciona Edición
Iniciar sesión

Descubierta una nueva especie de mono en la selva amazónica

Los titís de Milton entrelazan sus largas colas naranjas en los bosques brasileños

Dos monos de la especie 'Callicebus miltoni', recién descubierta.

Un grupo de científicos ha descubierto una nueva especie de mono en una región remota de la selva amazónica, en la ribera oriental del río Roosevelt, en Brasil. Sus ejemplares presentan un característico color gris, con cola naranja muy brillante y patillas ocres, unos colores que los diferencian de otras especies de su género, el de los monos titís.

La especie fue avistada por primera vez en diciembre de 2010 por el investigador Julio César Dalponte, del Instituto para la Conservación de los Carnívoros Neotropicales, una organización no gubernamental brasileña. Como otros titís, la nueva especie vive en los árboles, donde se alimenta de fruta, y se estructura en grupos familiares compuestos por una pareja fiel y sus crías. Los monos suelen sentarse juntos en ramas, con sus largas colas colgando y entrelazadas.

El hallazgo se acaba de publicar en la revista científica brasileña Papéis Avulsos de Zoologia. La especie, bautizada tití de Milton (Callicebus miltoni) en homenaje al histórico primatólogo brasileño Milton Thiago de Mello, habita una pequeña región en tierras bajas de la selva tropical. Desde su descubrimiento gracias a una expedición promovida por la organización ecologista WWF, ha sido estudiada por científicos del Programa de Liderazgo en Conservación, un consorcio de las ONG Fauna & Flora International, BirdLife International y la Wildlife Conservation Society.

Comparación entre el 'C. miltoni' y otras especies de titís.

Como casi todas las nuevas especies que se descubren, los titís de Milton ya están considerados en peligro. Estos animales no saben nadar ni atravesar terrenos montañosos, por lo que están confinados en su territorio, rodeado de ríos y colinas, según alertan hoy las ONG en un comunicado. Solo una cuarta parte de su hábitat, 5.000 hectáreas repartidas entre los estados brasileños de Amazonas y Mato Grosso, está protegido por la legislación medioambiental brasileña.

Las ONG denuncian que la deforestación en la región es alta y que los incendios también suponen una amenaza. Además, los científicos advierten de la costumbre de algunos pueblos locales de capturar crías de mono como mascotas, que son vendidas en ocasiones.

Las organizaciones alertan asimismo de que el Gobierno brasileño planea nuevas carreteras y presas hidroeléctricas en el entorno. "La selva está amenazada como nunca y será necesario trabajar duro —no solo los conservacionistas, sino también el Gobierno y todos los sectores de la sociedad— para asegurarnos de que este ecosistema forestal puede continuar albergando una amplia biodiversidad y ayudando a regular el clima de nuestro planeta", ha declarado Felipe Ennes Silva, uno de los científicos que realizó el seguimiento de la especie.

Un grupo de 'C. miltoni', con sus colas entrelazadas.

Más información