Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El humor debe ser incorrecto y a la vez responsable”

Manuel Álvarez Junco, profesor de Bellas Artes y artista gráfico, reflexiona sobre los límites de la libertad de expresión y alaba el trabajo de ‘Charlie Hebdo’

“Todo tiene límites, pero la libertad de expresión es de las que menos límites debería tener”. Manuel Álvarez Junco, profesor de Bellas en la Universidad Complutense de Madrid y artista gráfico, ha reflexionado en EL PAÍS sobre la libertad y el humor tras el atentado terrorista que acabó con la vida de una decena de trabajadores de la revista francesa Charlie Hebdo, acusada por los yihadistas de blasfema tras la publicación de varias viñetas de Mahoma.

ampliar foto
Viñeta de Junco.

Álvarez Junco considera que el humor es imprescindible para afrontar las dificultades de la vida, y que es imprescindible su defensa. En su esencia está la incorrección: hay que decir lo que la gente no dice. Pero al mismo tiempo hay que hacerlo de una manera mínimamente respetuosa y encontrando una necesaria complicidad con el lector, porque el humor al final debe ser divertido.

En un artículo publicado el pasado sábado en Babelia, titulado El humor necesario y la responsabilidad, el artista abundaba en esta idea. "La labor del humorista consiste en tomar algo que se considera formalmente aceptable y normal y desvelar que no lo es. La presa favorita de la sátira y la parodia es lo considerado serio, correcto y solemne", escribió.

ampliar foto
Viñeta de Junco.

¿Sobrepasó Charlie Hebdo los límites de ese respeto? Álvarez Junco cree que no, que su trabajo, muy profesional, fue sacado de contexto. Pero no está seguro de que él hubiera publicado las viñetas de haber sido el director del semanario: “El humor debe encontrar un momento adecuado, habría establecido un debate en la redacción para plantear su oportunidad”.

Más información