El dilema entre corbata y vestido

Brad Pitt y Angelina Jolie apoyan a su hija Shiloh en su decisión de vestirse de chico

Shiloh (centro), junto a sus hermanos Pax (izquierda) y Maddox y su padre, Brad Pitt.

Se llama Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, tiene solamente 8 años y hablan de ella tanto como de sus padres. Una última aparición en Los Ángeles en el estreno del filme Unbroken, dirigido por Angelina Jolie, con la familia casi al completo y ataviada al estilo de su padre (pantalones, elegante chaqueta oscura, camisa blanca y corbata negra) no era una novedad pero sí una confirmación de que Shi (así la llaman en familia) está más que determinada a vestirse de varón y que tiene el apoyo de sus padres.

Brad Pitt y Angelina Jolie ya han hablado abierta y claramente del tema para atajar cualquier especulación, y sobre todo, para proteger a su pequeña y para que no se convierta en carnaza de la prensa canalla.

Algunos niños quieren la capa de Superman, ella quiere ser como sus hermanos mayores”, dice Angelina Jolie

Ya Shi había llamado la atención de la prensa no por su atuendo sino por sus rasgos faciales, un acople milagroso y proporcionado de sus padres: la mirada y los ojos de Brad Pitt; la boca de Angelina Jolie; el pelo a hebras pajizas del padre y la nariz en una equilibrada versión de las dos de sus progenitores. El óvalo craneal de la niña es un calco del de Brad Pitt, pero su cuello espigado apunta al de Angelina. Si esta especie de mosaico exquisito producido por la naturaleza se mantiene cuando crezca, algunos cronistas dicen que las generaciones venideras tendrán en Shi una “maravilla de plasticidad y armonía”; para eso falta tiempo y debe atravesar la difícil prueba de la edad del pavo, los granos… ahora con ocho añitos, es el centro de todas las miradas. En la alfombra roja Shi llevaba un rostro serio y las manos en los bolsillos, como para reafirmar su decisión. Las páginas en los periódicos (y las especulaciones) no se han demorado. Esta semana varios rotativos europeos analizaban con lupa otra vez a la familia: Shi, que está en el medio de la prole, tiene tres hermanos mayores adoptados: Chivan Maddox, de 13 años y originario de Camboya; Pax Thien, de 11, nacido en Vietnam, y Zahara Marley, de Etiopía y con 9 años. Los más pequeños son Knox Leon y Vivienne Marcheline, de 6 años y como Shi, hijos biológicos. Los gemelos fueron alumbrados en Niza y Shi en Swakopmund (Namibia).

El matrimonio se enfrentó desde hace un lustro a un dilema: cuando tenía 3 años (y esto lo ha contado el propio Pitt a Ophra Winfrey en su programa televisivo) Shi dejó de responder cuando la llamaban por su nombre y manifestaba que quería llamarse John. A toda la familia le hizo gracia, pero Shi-John estaba decidida. Cortando por lo sano, Angelina Jolie ha declarado a la revista Vanity Fair: “¿Qué hay de extraño en esto? Algunos niños quieren la capa de Superman, ella quiere ser como sus hermanos mayores”.

Shiloh Nouvel Jolie-Pitt.

Pero sin ser unos padres convencionales, estos famosos actores han dado sobradas muestras de que están preocupados por la educación de sus hijos y que procuran estar con ellos todo el tiempo posible llevándolos a rodajes y viajes continentales. Quizás pocos niños en el mundo estén tan acostumbrados a focos y flashes como estos, y la decisión de Shi no está siendo un camino de rosas. Los Pitt-Jolie han consultado a varios psicólogos especializados en estos temas para contrastar criterios y actuar en consecuencia. Valientemente, han optado por la exposición: ni ocultamientos ni comportamientos dramáticos, nada de dar excesiva importancia al asunto. Algunas publicaciones en Estados Unidos y el Reino Unido no lo ven tan llano. La revista Life & Style ha acusado a Angelina de manipular a la pequeña y de forzarla al atuendo masculino. Entre cotilleos, las declaraciones bienintencionadas de la abuela paterna, que ha regalado infructuosamente a Shi varios trajes de princesa con las evanescentes faldas de tul rosa recamadas de florecitas que la pequeña ni ha tocado.

 

Más información