Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
EL ACENTO

Lágrimas de Monedero

El dirigente de Podemos dirigió a Chávez una loa de gran intensidad dramática

Una de las primeras cosas que deberían aprender los políticos —estén en el Gobierno o en la oposición, o aspiren a estar en alguno de estos dos banquillos— es que los medios de comunicación ponen la lupa sobre todo lo que hacen o dicen. En la era de Internet la información fluye a toda velocidad y no es fácil para nadie —y menos aún para un político— escapar de sus palabras. Y esto lo saben particularmente los que más uso hacen de las redes sociales.

Dice Juan Carlos Monedero, uno de los principales ideólogos de Podemos, que los artículos editoriales de El PAÍS son tan “entrañables” que le hacen llorar tanto como el anuncio de la Lotería. “Aunque los dos mientan”, remataba en su cuenta de Twitter. En los 140 caracteres de un tuit no caben detalles que permitan comprender cómo ha llegado a tal conclusión. Quizá necesitaría, al menos, 140 palabras, que son las que le dedicó a Hugo Chávez para darle ánimos durante los días más duros de la larga enfermedad que le llevó a la muerte.

"He amanecido con un Orinoco triste paseándose por mis ojos”, escribía Monedero en su blog poco antes de la muerte del presidente venezolano. “Querer a Chávez nos hace tan humanos, tan fuertes. Chávez en la señora que limpia, Chávez en el señor que vende periódicos a la entrada del metro, Chávez de la empleada de la tienda, Chávez del vendedor de helados, Chávez de la abuela que ahora ve y de la que ahora tiene vivienda, Chávez de la esquina caliente de Caracas y de la lonja de pescadores de Choroní, Chávez de la poesía rescatada, de los negros rescatados, de los indios rescatados, Chávez de lo que hoy es posible en América y que hace 20 años era imposible. He amanecido con un Orinoco triste paseándose por mis ojos y no se me quita. Fuerza Hugo. Aguanta. Aguanta para ayudarnos a quitarnos este miedo de la soledad de 100 años. Aguanta presidente. Aguanta”.

Resulta difícil encontrar loas de tal intensidad dramática o comentarios tan lacrimógenos sobre un líder. Lo de menos es que este sentido homenaje a Chávez muestre a las claras cuáles son los referentes de uno de los fundadores de Podemos. Lo entrañable es que revela que en todo político hay sitio para un corazón emocionado.

Más información