Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TIERRA

La perfección renovable: generar a la vez frío, calor y electricidad

Varias instalaciones en España producen y consumen todas sus necesidades energéticas solo con fuentes renovables

 Planta de 'trigeneración' de BIOCEN en Burgos. Ampliar foto
Planta de 'trigeneración' de BIOCEN en Burgos.

Trigenerar: generar calor, frío y electricidad en un mismo proceso productivo. Esta es la definición para un término empleado en el lenguaje energético que conlleva alcanzar, con combustibles fósiles o fuentes renovables, el autoconsumo perfecto. Este objetivo se mantiene en el limbo legal a falta de que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo decida aprobar un decreto que teme, por restrictivo, el sector de las renovables. Mientras, son varias las empresas y organismos públicos que han decidido apostar por estas fuentes para abastecerse al 100% con energías más limpias. Los últimos en llegar han sido Cogeneración Biocen y la empresa de cosméticos L’Oréal.

“Esta es la constatación más palpable de que las energías renovables, y en concreto la biomasa, son capaces de afrontar los mayores retos tecnológicos y convertirlos en instalaciones viables, seguras y económicas a escala comercial”. Juan Jesús Ramos, técnico de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), se expresaba así tras la visita a diferentes instalaciones de producción de energía con renovables organizada dentro de la feria Expobiomasa, celebrada del 21 al 23 de octubre en Valladolid. La gira concluía en un edificio bioclimático reconocido a nivel internacional, el denominado LUCIA (Lanzadera Universitaria de Centros de Investigación Aplicada) de Valladolid, pero había comenzado en Burgos, a las puertas de la fábrica de productos capilares de L’Oréal.

Dentro de su política de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), esta multinacional de los cosméticos planteó a Cenit Solar el reto de conseguir un consumo 100% renovable para su fábrica situada en el polígono industrial Villalonquéjar de la capital burgalesa. “Ya habíamos trabajado con ellos en la instalación de una caldera de biomasa y afrontamos el reto que nos propusieron, pensando en la energía solar fotovoltaica y más biomasa para satisfacer todas sus necesidades de vapor, calor, frío y electricidad”, afirma Alfonso Calderón, director de Cenit Solar.

Más 'trigeneración'

El mapa de la trigeneración con renovables en España no comienza y termina en Castilla y León. Otra de las instalaciones pioneras es la del edificio del Servicio Extremeño de Salud, ubicado en Mérida.

“Es el primer edificio público con clasificación energética letra A de la región y ha reducido un 136,6% sus emisiones de gases a la atmósfera en su primer año de funcionamiento”. Así lo presentaba la Agencia Extremeña de la Energía en el I Congreso Mundial sobre Eficiencia Energética en Edificios, celebrado en noviembre de 2012 en Madrid. En este caso son huesos de aceituna y cáscaras de almendras las que entran en una caldera de biomasa para satisfacer una demanda energética que se completa con módulos solares fotovoltaicos y térmicos.

Por último, un proyecto europeo actualmente en marcha (culmina en 2016) puede lograr también un importante grado de independencia de la red eléctrica en un supermercado mediante una instalación de trigeneración con renovables, de nuevo con biomasa y una instalación fotovoltaica sobre cubierta. En ello están, entre otros socios, EROSKI, que lidera el proyecto, y el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), que lo coordina. La iniciativa, denominada LifeZeroStore y financiada en parte por el programa Life de la Unión Europea, busca, primero, reducir al mínimo posible la demanda energética en uno de los supermercados Eroski y, posteriormente, implantar en el mismo establecimiento un sistema de autoproducción renovable.

Reto conseguido. Biocen, empresa formada por Cenit Solar, la Sociedad de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) y la Sociedad de Promoción Industrial Cidapi, se constituyó como gestora de una planta que llama la atención muchos metros antes de entrar en ella. Los 2.000 módulos fotovoltaicos (495 kW) que dominan la estructura y protegen los silos de astillas destinados a la caldera de biomasa (5 MW) son la antesala de un “laberinto energético” perfectamente enlazado en el que una máquina de absorción para producir frío, enormes depósitos de agua (50.000 litros), un generador de vapor y otro de electricidad se combinan con la instalación fotovoltaica para cumplir con el objetivo de L’Oréal. Calderón añade: “incluso producimos calor suficiente para abastecer a otras industrias del polígono”.

Carga y descarga de astillas en los silos de BIOCEN. ampliar foto
Carga y descarga de astillas en los silos de BIOCEN.

Continuamos con la trigeneración y con el siguiente hito de esta tecnología en Castilla y León. El edificio LUCIA, ubicado en el campus de la Universidad de Valladolid, se planteó como una instalación de consumo energético casi nulo y cero emisiones de CO2, meta que también se ha conseguido. Francisco Valbuena, arquitecto encargado del diseño, explica: “El presupuesto para la construcción del que disponía (8,2 millones de euros) es exactamente el mismo que el de edificios similares del campus, pero nosotros lo invertimos principalmente en eficiencia energética y sostenibilidad”. Con el resultado, según Valbuena, de que “el edificio de al lado tiene un gasto anual de 180.000 euros en energía" y el suyo es de 60.000, con lo que se amortiza antes la inversión.

LUCIA, reconocido con las valoraciones más altas por sistemas internacionales de certificación de edificios sostenibles, entre ellos el Leadership in Energy & Environmental Design (LEED), desarrollado por el US Green Building Council, supone un salto tecnológico dentro de la trigeneración. Minimizada la demanda con medidas de eficiencia, toda la energía se consigue con renovables. ¿Cómo? En este caso las astillas alimentan una caldera de biomasa con sistema de gasificación que tiene el apoyo de una bomba de calor geotérmica y de un lienzo de paneles solares fotovoltaicos (80 kW) que forma parte de la fachada sur del edificio.