Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Slim festeja los 80 años de Sofia Loren

El magnate de las telecomunicaciones mexicanas es el anfitrión de una cena de gala en honor a la leyenda italiana

El Museo Soumaya, propiedad del empresario, muestra una retrospectiva de la actriz

Sofia Loren y Carlos Slim el pasado jueves
Sofia Loren y Carlos Slim el pasado jueves AP

Sofia Loren no recibió sus 80 años en su natal Roma ni en su amada Nápoles. Lo hizo a los pies de la vanguardista estructura del Museo Soumaya, al poniente de la Ciudad de México, propiedad del empresario Carlos Slim. El magnate de las telecomunicaciones tiró la casa por la ventana para festejar el aniversario de una de las últimas leyendas vivas del cine italiano que comenzó a forjarse en los años cincuenta de la mano de Vittorio de Sica.

El segundo hombre más rico del mundo ha estado personalmente pendiente de la organización de los múltiples eventos que rendirán honor a Loren en la capital de México. El más vistoso fue la gala celebrada la noche de este sábado en el museo que lleva el nombre de la difunta esposa del empresario. En solo tres años el edificio, cubierto con placas de acero, se ha convertido en un hito arquitectónico de la ciudad. A los pies de esta torre de escamas color plata desfilaron en una alfombra roja los actores Andy García, Forest Whitaker y Jon Voight, además del periodista estadounidense Larry King y el cantante Miguel Bosé, entre otros.

A partir de este domingo el museo mostrará la exposición Sofía Loren: ayer, hoy y mañana – que toma el nombre de una película donde De Sica la dirigió junto a Marcello Mastroianni en 1963– que reúne poco más de 50 recuerdos de la trayectoria de la diva. “Hay vestuario de sus películas, algunos carteles y revistas”, dijo Slim el pasado jueves en una conferencia de prensa donde acompañó a Loren. Entre esos objetos también podrán ser apreciados los reconocimientos que obtuvo, como el Oscar a mejor actriz por La ciociara (1960) y los galardones otorgados en los festivales de cine de Berlín y Cannes.

Loren admitió que la idea de la celebración se le ocurrió a Carlos Slim hace dos años. "Él tuvo la idea de hacer esta exposición, que me tiene fascinada. Me propuso hacerla aquí. Ya la vi, es una muestra impresionante y todo está reunido bajo un solo techo. Es un museo muy grande y observar lo que tiene me conmueve muchísimo. Me siento sumamente conmovida", dijo la actriz.

Slim y Loren se conocieron en noviembre de 2011 en el Festival de cine de Acapulco, en el Pacífico mexicano. Desde entonces la prensa mexicana ha especulado con una relación amorosa entre el magnate y la actriz, que quedó viuda tras la muerte de Carlo Ponti en enero de 2007.

La Cineteca Nacional también exhibirá un ciclo de cinco películas protagonizadas por la musa de De Sica. Entre ellas se encuentra Dos mujeres, que le hizo ganadora del premio de la Academia estadounidense, Matrimonio all’italiana (1964) y Pane, amore e… (1955). Su paso por Hollywood también será revisado a través de Arabesque (1966), de Stanley Donen, y Pret a Porter (1994), la película de Robert Altman donde actuaron juntos por última vez Loren y Mastroianni.

Este domingo Carlo Ponti, el primogénito de Loren, dirigió a la Orquesta del Palacio de Minería para interpretar las canciones preferidas de su madre. En el Teatro de la Ciudad sonaron las legendarias notas escritas por Nino Rota que dieron vida al inconfundible tema de La Strada de Fellini, una cinta que fue producida por Ponti. También se interpretó el tema de La ciocara, compuesto por Armando Trovaioli. El resto fueron composiciones de Beethoven, Rimski-Korsakov y la canción napolitana de Tchaikovsky.

Los festejos por el aniversario de la diva no se quedarán en México. Su Italia natal también prepara una serie de eventos para conmemorarla. El libro Ayer, hoy y mañana comenzará a circular relatando cómo la hija ilegítima de una actriz que nació en medio de una terrible pobreza se convirtió en una de las leyendas del cine mundial. Las memorias están llenas de detalles y anécdotas. Entre ellas, las revelaciones de cuán enamorado estaba Cary Grant de ella y cómo frenó los arriesgados lances amorosos de un insistente Marlon Brando.